Ferran Torres, y el ejemplo de Mikel Oyarzabal

Un contenido de:
Mikel Idiakez

Miércoles, 05 de Agosto de 2020. 21:45

El fichaje de Ferran Torres por el Manchester City es de las operaciones más 'sonadas' de las que se han producido hasta ahora. El joven jugador hasta ahora del Valencia CF jugará en la Premier, y los de Guardiola pagarán por el de Foios 25 millones de euros. Eso sí, tras su salida del conjunto che el jugador de 20 años se ha 'despachado' a gusto, y en su 'rajada' a puesto como ejemplo la situación de Mikel Oyarzabal en la Real Sociedad.

"En el Valencia he sido muy feliz pero desde que llegué al primer equipo y, sobre todo, en estos últimos meses varias circunstancias me han impedido disfrutar por completo", declara el jugador en su vídeo de despedida. El jugador también resalta que "estoy muy agradecido al Valencia, el problema es que hay personas dentro del club y unos cuantos periodistas empeñados en dejarme mal y en manchar mi imagen".

Ferran Torres celebra un gol con el Valencia (Foto: Lázaro de la Peña / Valencia CF)
Ferran Torres celebra un gol con el Valencia (Foto: Lázaro de la Peña / Valencia CF)

Además, en una entrevista a Marca, Ferran Torres reconoce que no se cumplieron ninguna de las tres condiciones que pusieron su agente y él para renovar, y es ahí cuando sale a relucir e ejemplo del capitán de la Real: "una es que se involucrara en mi renovación Peter Lim, para demostrarme que yo era importante para el club. Otra, ser capitán, que era mi sueño, porque había visto como otros clubes habían hecho eso con los jóvenes de la casa, como Mikel Oyarzabal o Fernando Torres, para retenerlos. Y la tercera, estar entre los jugadores mejor pagados de la plantilla. Eran dos de tres... Y ninguna se cumplió".

En sus 'dardos' también apuntó hacia la figura del capitán, Dani Parejo: "Tengo que decir que después de tres años de experiencia en el primer equipo, todo esto me pilla maduro y mentalmente fuerte. Pero con 17 años, no. Parejo es un gran jugador pero personalmente nunca he tenido relación con él. Cuando subí al primer equipo, con 17 años, pasaron muchas semanas hasta que me dedicó un simple 'Buenos días'. No considero que haya sido un buen capitán conmigo".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *