Notificaciones

El triste recuerdo del último derbi guipuzcoano

El 10 de marzo del año pasado se disputó el primer partido de LaLiga Santander sin público. Fue un derbi guipuzcoano que midió en Ipurua a la SD Eibar y la Real Sociedad en la jornada 24. No hubo aficionados en las gradas del estadio armero por la pandemia del coronavirus. Una temporada después, txuri urdin y azulgranas volverán a verse las caras en el estadio armero... y desgraciadamente la imagen de Ipurua será la misma. Localidades vacías.

Aquel derbi fue el primer partido en el que se podía escuchar casi todo. Las órdenes de los entrenadores tanto de Imanol Alguacil como de José Luis Mendilibar, los gritos de los futbolistas, los pitidos del árbitro... pero no hubo sonido alguno para los goles, dos por parte de la Real y uno de los armeros. Tampoco los cánticos de las aficiones. Otro fútbol y además el temor a la amenaza sanitaria a la que había que enfrentarse.

Mikel Oyarzabal anotó uno de los goles del partido de Ipurua a puerta cerrada (Foto: LaLiga).
Mikel Oyarzabal anotó uno de los goles del partido de Ipurua a puerta cerrada (Foto: LaLiga).

La Real Sociedad ganó 1-2 con goles de Oyarzabal de penalti y Willian José, mientras que Charles anotó para los de Mendilibar. Este partido estuvo 'gafado' desde el principio. Ya se había aplazado con anterioridad por contaminación tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar.

La única presencia de personas en Ipurua aquel 10 de marzo de 2020 correspondía a jugadores, empleados del Eibar encargados del mantenimiento del estadio; también alguno de la Real acompañando al equipo txuri urdin; personal sanitario o representación institucional de ambos clubes. Tres días antes del derbi guipuzcoano, el Consejo de Ministros tomó la decisión de cerrar los estadios durante los siguientes 15 días. Dos semanas sin fútbol que finalmente se convirtieron en un periodo bastante más largo. El primer partido de la Real tras el parón fue el 14 de junio frente a Osasuna. 

Desde entonces LaLiga Santander ha seguido adelante pero los aficionados aún no han vuelto a ocupar su localidad en las gradas. Afortunadamente su vuelta está cada vez más cerca.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando