Secciones

Solución global para el Recreativo de Huelva

Un contenido de:
Manuel Obel

Jueves, 27 de Febrero de 2020. 14:31
Imagen del estadio Nuevo Colombino (Manu López / Albiazules.es).
Imagen del estadio Nuevo Colombino (Manu López / Albiazules.es).

Aunque algún que otro sector del recreativismo crea que el club ya ha salido del hospital por la enfermedad que padecía, lo cierto es que la actual situación económica de la entidad sigue siendo dramática (a día de hoy la deportiva también) y aunque el horizonte parece mucho más despejado que cuando se expropió el club allá por octubre de 2016, el enfermo sigue pendiendo de un hilo.

Gracias a la labor de unos cuantos valientes y al apoyo institucional del Ayto. de Huelva, el enfermo ha salido del coma profundo en el que se encontraba para pasar a una situación estable dentro de la gravedad. Esto tenemos que tenerlo claro todo el entorno recreativista.

Aprovechando que el día 9 de marzo se presentarán las cuentas de la época más tenebrosa por la que ha pasado el Recreativo de Huelva, contabilidad por cierto que ha costado sangre, sudor y lágrimas ponerla en pie (en gran parte de culpa gracias a los valientes a los que he aludido anteriormente) y ante los rumores que se escuchan y se leen de una nueva aportación económica del Ayto. de Huelva, pienso que es el momento de buscar una SOLUCIÓN DE VERDAD para la entidad, una solución global y a largo plazo, solución que nos llene de orgullo y a la misma vez de responsabilidad a todos los recreativistas en particular y a la sociedad onubense en general.

Ofrecer dicha solución es labor de los altos cargos de la ciudad, pero desde estas líneas quiero expresar lo que para mí sería la única fórmula en la que el club quedase siempre protegido y la solución más eficiente a largo plazo. He de decir que expondré mi idea bajo un prisma muy superficial, sin entrar profundamente en materia de leyes y fiscalidad, ya que esos conocimientos se me escapan de mi competencia. A continuación explico y desarrollo la idea por la que debería pasar la solución del club:

Quien me conozca y me siga en RRSS sabe que nunca he sido partidario de la venta del club. No creo en esa idea. Me es imposible creer que un club en 2º B y con una deuda de aproximadamente 25 millones de euros, resulte goloso para los mesías que pululan por el fútbol español. Todo interesado que se acerque en estas circunstancias, ya sabemos por experiencia propia, las intenciones que traen…

Y por otra parte, el club no puede seguir sustentado indefinidamente por dinero público. He apoyado todas las inyecciones anteriores, la entidad se encontraba muy cerca de la muerte y no podíamos perder una seña de identidad como ésta, pero esta situación no puede estar alargándose en el tiempo, así que la solución tiene que pasar por aquella en la que el club pueda ser AUTOSUFICIENTE POR SÍ MISMO. ¿Y cómo se consigue esto?

Una vez que se tenga la deuda detallada al céntimo y sean aprobadas en Junta General de Accionistas, solicitar un PRÉSTAMO BANCARIO por la totalidad de la deuda. Este préstamo lo solicita el club, a nombre del propio club y de avalista, el Excmo. Ayto. de Huelva, ofreciendo el estadio Nuevo Colombino (de propiedad municipal) como garantía hipotecaria.

Para que se pueda dar esta fórmula, se debe de contar con la “complicidad” de la entidad bancaria. Si hablamos de Huelva y del Recre, a todos se nos viene a la cabeza una entidad financiera que históricamente siempre ha tenido un fuerte vínculo con el club (de hecho fue pieza clave en la última campaña de salvación). Para que se diera esta “complicidad” de la que hablo, la entidad bancaria tendría que facilitar una cierta flexibilidad en la negociación: tener voluntad de querer facilitar el préstamo; establecer unas condiciones asumibles para la entidad dependiendo en la categoría que se milite (en 2º B se fija la cuota en X; en 2º A en X+2 y en 1º división en X+4) y por último, facilitar una vida larga del préstamo, entre 40 y 60 años, para que se pueda conseguir la finalidad de esta idea, que no es otra que como he dicho anteriormente, el club pueda ser autosuficiente por sí mismo.

Para alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes, evidentemente el propio club tendría que poner de su parte, es decir, ofrecer de manera gratuita a la entidad que se le solicitase el préstamo, una serie de contraprestaciones para posibilitar que el acuerdo llegue a buen puerto (publicidad en vallas publicitarias y equipaciones, agregar su nombre al actual del estadio etc).

De esta forma, el club saldaría la deuda total con todos los acreedores (Hacienda, Seguridad Social, Ayuntamiento de Huelva etc) y se comenzaría una nueva etapa, en la que solo se tendría que ir pagando la cuota mensual fijada por el banco, ajustando el presupuesto de cada temporada única y exclusivamente al importe de dicha cuota.

Decía semanas atrás el concejal Pepe Fernández, que según está montado el fútbol actual, sería imposible que el club quedara en manos de sus socios. No comparto sus palabras, ya que con la fórmula descrita, el club quedaría en propiedad del Ayto. de Huelva, y por ende, en propiedad de la ciudadanía onubense. Y me explico: el Ayto., como propietario, buscaría candidaturas de personas preparadas y capacitadas para dirigir los designios del club. Los socios, mediante votación, elegirían aquella candidatura que estimasen más conveniente para la entidad, por lo que articulando este sistema, se podría volver a parecerse más que nunca a lo que nunca tuvo que dejar de ser, un CLUB de todos los onubenses. Qué duda cabe que la condición obligatoria, primordial y esencial por la que tendría que velar la candidatura entrante, sería que llegado el momento de presentar las cuentas anuales de cada ejercicio, éstas arrojaran un BALANCE POSITIVO. Ni se contemplaría la posibilidad que existiese un solo céntimo de deuda. Llegado ese caso, el cese de los dirigentes causantes de ese desfase sería fulminante. Esta sería la única labor del Ayto. como propietario, buscar candidaturas y velar por su obligado cumplimiento (ingresar dos, gastar uno).

Dicho todo esto y para finalizar, entiendo que este es el único camino y la única fórmula para dotar al club de una solución de futuro, estable y protegerlo de aquellas personas o sociedades que sólo buscan enriquecerse a costa de un sentimiento y seña de identidad como es el Real Club Recreativo de Huelva. El club será lo que la sociedad onubense y su afición quieran que sea y que no dependa de dinero público o privado para que pueda continuar navegando…

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *