Notificaciones

Eslovenia compromete a España (87-95)

Un contenido de:
Álvaro Ramírez (Tokio)

Luka Doncic tira a canasta durante el España-Eslovenia.
Luka Doncic tira a canasta durante el España-Eslovenia.

España cayó ante Eslovenia en el último partido de la fase de grupos y se expone peligrosamente a cruzarse en cuartos de final ante Estados Unidos. Se sabrá en el sorteo. El conjunto de Scariolo contuvo durante gran parte del partido el vendaval ofensivo y de anotación de Doncic y de todo el equipo esloveno, pero tanto uno como otros se desataron en la recta final del encuentro para superar a España que se atascó en los minutos finales, no encontró ni el tiro ni la defensa que había tenido en todo el partido anteriormente.

Doncic (12 puntos, 14 rebotes, 9 asistencias) no fue el líder del equipo en anotación (Cancar 22, el que más del partido), pero guio a su equipo a partir del tercer cuarto a un triunfo que celebraron los eslovenos como una medalla. A España le faltó más constancia en esos momentos finales, más decisión y más contención del tiro exterior esloveno, que fue clave para que en el tercer cuarto los españoles no tomaran distancia en el marcador.

Ahora toca esperar el cruce en el sorteo, que podría ser perfectamente Estados Unidos, o Australia o Francia. Posiblemente de ello dependerá su suerte en el resto del torneo.

Sergio Llull, en el España-Eslovenia (@BaloncestoESP).
Sergio Llull, en el España-Eslovenia (@BaloncestoESP).

España empezó de manera fulgurante, con tiro exterior, con Marc Gasol respondiendo al primer triple de Doncic (miradita al banquillo esloveno incluida) y aplicándose en defensa todo lo posible para parar el vendaval ofensivo rival. La cuestión es que con Ricky a los mandos pero con un acompañamiento muy coral, la selección cumplió de sobras en el aspecto ofensivo y además puso chinitas en el camino de los balcánicos en defensa. Dificultó las penetraciones y se esmeró para no permitir el tiro fácil. No solo se marchó arriba España el primer cuarto (24-20), es que le colocó la tercera personal a Doncic (dos en ataque) y parecía incomodar a los eslovenos en cada situación, aunque evidentemente eso no frenaba ni el tiro exterior ni las anotaciones lógicas de unos súper clase.

Curiosamente fue sin Doncic en la pista cuando Eslovenia se puso por primera vez por delante en el marcador, al comienzo del segundo cuarto (24-26), aunque la aparición de Llul desde fuera del perímetro no tardó en darle de nuevo la iniciativa España en un partido en el que las faltas se multiplicaban. Mucho contacto físico, intensidad y defensa eran las causas. Mediado el segundo cuarto volvió a la cancha Doncic, y de nuevo se apretó el marcador (39-39), con los dos equipos ya en tiros libres. El esloveno, desde la zona de rebote (2-7 en rebotes ofensivos para Eslovenia al descanso) mantenía a los suyos cerca en el marcador. Por ello, eso sí, anduvo algo más atascado en la anotación en este segundo cuarto, aunque se marchó al descanso de nuevo arriba, gracias a un triple de Ricky Rubio en el mejor momento (44-41).

Tras el descanso los de Scariolo aceleraron, y de qué forma. Albalde primero y otros dos triples seguidos de Rudy, unidos a un dominio absoluto del rebote en ambas zonas dispararon a España. Eslovenia tuvo que frenar el partido con un tiempo muerto ante el vendaval de la ÑBA (55-43). Se puso entonces Doncic a los mandos de Eslovenia. Chico para todo. Así se agarraron los balcánicos sin dejarse ir en el encuentro por debajo de la distancia de diez puntos (66-51, a 3.45" del final del tercer cuarto) hasta situarla en tres merced al tiro de tres. El bombardeo centroeuropeo se mantuvo firme durante el resto del cuarto. Doncic conducía, llevaba la bola a zona de tiro y allí los tiradores (Cancar, 20 puntos) se ponían a funcionar. A duras penas logró España mantener la ventaja en el marcador para el último cuarto gracias a los tiros libres de Llul (70-68).

El último cuarto arrancó con rotaciones en España y alternancia en el marcador, con Eslovenia por encima incluso aprovechando su dominio de la zona de rebote, pero tres triples, dos de Pau y uno Llul, de nuevo dieron margen a la Familia (82-76, a seis del final), pero una técnica un tanto extraña contra España y de nuevo el rebote en dos acciones clave volvieron a mantener en el partido a eslovenos, que se pusieron por delante a falta de 3'35" (82-83). Además, España ya había concedido con sus faltas los tiros libres a Eslovenia (5-1).

El partido pendía de un hilo (85-86) al entrar en los dos últimos minutos. Un par de ataques frustrados con Claver dieron a los de Sekulic una ventaja en el marcador para entrar en la recta final del encuentro (85-88 a 1.39). Una penetración de Ricky dio opción en el último minuto a España, que perdió hasta dos oportunidades para ponerse por delante de nuevo (87-88). El tramo final ya fue de Eslovenia, que con los tiros libres definió el encuentro para llevárselo y clasificarse primero en el grupo.

Estadísticas del partido aquí.