Notificaciones

La mejor actuación de Ray Zapata: el día en el que salvó a su familia del desahucio

El gimnasta Ray Zapata ha conquistado el gran logro de su carrera con la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Este ha sido el gran éxito de su carrera si miramos exclusivamente lo conseguido en el deporte, aunque sin duda lo que más nos orgullece a todos es la historia de cómo evitó el desahucio de su madre.

Con 10 años, la madre de Ray, con sus tres hijos, dejó la República Dominicana por otro destino paradisíaco, Lanzarote. En la isla canaria, al joven le costó integrarse echando de menos la isla caribeña hasta que consiguió hacer amigos y descubrió la gimnasia.

Ray Zapata, en la final de suelo en Tokio 2020 (Foto: EFE).
Ray Zapata, en la final de suelo en Tokio 2020 (Foto: EFE).

Ray Zapata comenzó a probar fortuna en este deporte y de ello puede dar buena cuenta su madre. Fue ella la que invirtió tiempo y, sobre todo, dinero, para que su hijo pudiera labrarse un futuro en un deporte del que no es tan fácil vivir profesionalmente.

La grandeza de Ray Zapata

En 2013, Gervasio Deferr, la gran leyenda española de la gimnasia, le convenció para desplazarse a Madrid y moldear en él a todo un campeón. Ahí fue cuando su progresión le permitió conseguir una beca con la que costear el alojamiento de su familia en Canarias antes de que desahuciaran a su madre y a sus hermanos.

"Yo realmente no necesito nada, no tengo muchos gastos y, si puedo, les echo una mano. Ellos también me ayudaron mucho al principio", declaró el medallista olímpico en una entrevista para Público.

En 2016 se le escapó la medalla que sí llegó en Tokio, con una plata que pudo ser un oro por apenas una décima de dificultad en el ejercicio del israelí Artem Dolgopyat, que empató con él. Un logro que le permite sacar pecho por su carrera después de que su grandeza como persona estuviera ya fuera de toda duda.