Notificaciones

Manos a la cabeza, suspiro y sonrisas de la campeona Sandra Sánchez: "No sé ni cómo estoy"

Un contenido de:
Álvaro Ramírez (Tokio)

¡Ay! ¡Pero cuánta emoción! Es un breve vídeo superior puedes ver la reacción de Sandra Sánchez tras lograr la medalla de oro en la modalidad de katas en los Juegos Olímpicos de Tokio. Fue recibida entre aplausos por la prensa y ella estaba en una auténtica nube que le hacía no saber ni qué decir ni qué hacer.

La karateka española ganó el oro al imponerse en la final a la japonesa Kiyou Shimizu por 28,06 puntos a 27,88.

Más palabras de Sandra Sánchez

"Si había que ganar, había que hacerlo así", afirmó la karateca española, que se impuso en la final a la japonesa Kiyou Shimizu por 28,06 puntos a 27,88. "Todo era perfecto. Japón, el Budokan... creo que esta final con Shimizu era lo más emocionante. Si haba que ganar, había que hacerlo así", dijo.

Sandra Sánchez aseguró que salió tranquila al tatami y con pensamientos de confianza: "Si hago lo que sé hacer y me dejo el alma en el tatami me lo tienen que valorar, pensé. Y eso he hecho".

Sandra Sánchez, en la final de kárate (Foto: COE)
Sandra Sánchez, en la final de kárate (Foto: COE)

"Me he querido meter en mi mundo, confiaba muchísimo", agregó. "Cuando he dicho el nombre del kata he sacado todo lo que llevaba dentro y me he dejado llevar. No soy consciente de cómo han salido los movimientos, sé que he terminado en saludo y que me sentía conforme".

"Alguna vez he creído que sí había ganado y luego era que no. Pero hoy sentía que mi kata me había salido superbien", dijo. "Queríamos guardar este kata para la final. Lo he hecho tantas veces... Ha merecido la pena", aseguró.

Tras conocer que la victoria se decidió a su favor por la parte física de su ejecución, porque ambas finalistas empataron en técnica, la karateca española se acordó de sus duras sesiones de entrenamiento.

"Yo sabía que se iba a decidir superjusto, tenía que ser así. No era justo ni ganar por mucho ni perder por mucho, fuera el que fuera el resultado. Ahora me entero que ha sido por el físico... ¡bien!, ¡bien todos esos 'burpees'!", comentó en referencia a los ejercicios que más detesta de las sesiones de gimnasio.

Sandra Sánchez exhibió durante sus celebraciones una bandera de Talavera de la Reina y se acordó de otros paisanos como David Alarza o Paco Cubelos "que lo han luchado" pero no han obtenido medalla en Tokio. "Esta medalla es un poco de todos. Había que llevar una medalla olímpíca a Talavera, que nos lo merecíamos, y ya la tenemos para todos".