Notificaciones

El tenis explota en la jornada más complicada: "Esto parece Walking Dead"

Un contenido de:
Álvaro Ramírez (Tokio)-ElDesmarque

El calor extremo de estos días en Tokio está haciendo imposible la buena práctica del tenis. Varios de los protagonistas del deporte se han manifestado en contra de jugar a horas centrales. Garbiñe Muguruza ha asegurado que "no hay necesidad de jugar a 37 grados" tras ver cómo Paula Badosa abandonaba tras un golpe de calor e incluso Murray, una de las leyendas del tenis, ha dejado clara su opinión en ElDesmarque: "Esto es demasiado duro".

La jornada de este miércoles 28 de julio está marcada por las altas temperaturas de Tokio, las cuales han provocado numerosas quejas de tenistas, entrenadores e incluso médicos.

"Son unas condiciones extremas", decía el Doctor Cotorro, jefe médico de la RFET, tras la retirada de Paula Badosa.

En la misma línea se expresaba Muguruza, que tras perder su encuentro, argumentaba que "no hay necesidad de meternos a jugar con 37 grados". La tenista española, quien también cayó hoy eliminada en cuartos de final ante la kazaja Elena Rybakina, señaló que los partidos del torneo de tenis "se podrían jugar de noche" o repartidos a lo largo de las dos semanas de los Juegos, en lugar de en las horas centrales del día, en las que se están superando los 30 grados e índices de humedad de más del 60 %.

"Ahora mismo estoy un poco fastidiada, porque me he sentido bien en los otros partidos. Hoy sí que he notado un cansancio físico", dijo Muguruza en declaraciones a los medios después de su eliminación por 7-5 y 6-1 en poco más de hora y media.

Desde "Walking Dead" hasta el "charco en la pista"

Nuestras tenistas no fueron las únicas que se quejaron. Davidovich, tras la derrota ante Djokovic, bromeaba sobre la temperatura: "No quiero imaginar esto a las tres de la tarde". "Es muy duro jugar así, la humedad influye bastante. La pista, por momentos, parecía un charco", añadía posteriormente.

Murray, en las cámaras de ElDesmarque, también ponía su guinda: "Es muy complicado esto, creo que deberíamos jugar por la tarde", comentaba.

Otros, como el argentino Schwartzman, se mostraron más contundentes. “Es inexplicable que nos manden a jugar a las 12 del mediodía con más de 40 grados todos los días. Que tres personas que están bajo un aire acondicionado decidan que tenemos que jugar así es una locura. Fue un partido para ver quién aguantaba más y él con sus saques sacó la ventaja. Parecía The Walking Dead. Mi calentura es porque no pude aprovechar las chances, porque tendría que haberlo hecho mejor, a pesar de las condiciones".

Djokovic, intentando refrescarse (Foto: Cordon Press).
Djokovic, intentando refrescarse (Foto: Cordon Press).
Cargando