El mercado del Atlético: dos llegadas, tres operaciones y una 'retención'

Viernes, 01 de Febrero de 2019. 11:51
Álvaro Morata, en su llegada al Metropolitano (Foto: ATM).
Álvaro Morata, en su llegada al Metropolitano (Foto: ATM).

Cerrado el mercado de fichajes, toca hacer balance. El mes de enero del Atlético de Madrid ha estado marcado por el límite salarial, que ha dificultado la principal llegada, la de Álvaro Morata, y ha tenido un papel a su vez con las posibles salidas. Finalmente, sólo se produjo una de la primera plantilla, la de Gelson Martins, aunque el club rojiblanco ha estado involucrado en un total de cinco operaciones en este mercado invernal. Además, ha conseguido convencer a Lucas Hernández para que siga, al menos, hasta verano.

Dos llegadas

Sin duda, uno de los nombres propios de este mercado de fichajes ha sido el de Álvaro Morata. El Atlético de Madrid ha conseguido la cesión del jugador hasta junio de 2020, procedente del Chelsea. Se hará cargo de su sueldo e incluso podría compensar económicamente al conjunto inglés en una operación que podría alcanzar incluso los 42 millones de euros. Su llegada estuvo siempre condicionada a liberar masa salarial, lo que obligaba al club a vender a un jugador importante o dos futbolistas con menos peso en cuanto a salarios.

La segunda llegada, quizás más inesperada, ha sido la de Nehuén Pérez. El Atlético confirmó su regreso el mismo 31 de enero por la tarde. El central ya pertenecía al club, pero estaba cedido en Argentino Juniors. El jugador se incorporará la próxima semana una vez concluya el Sudamericano sub 20. Llega para reforzar una defensa que estaba cogida con alfileres tras un sinfín de lesiones.

Tres operaciones más

Finalmente, sólo se ha producido una salida desde el primer equipo, la de Gelson Martins. El portugués no estaba teniendo oportunidades y jugará cedido en el AS Mónaco hasta final de temporada. Allí buscará minutos, será protagonista y tendrá el reto de sacar el cuadro monegasco de las posiciones de descenso.

Pero a ello hay que añadir otras dos operaciones más que afectan a la primera plantilla. El Atlético necesitaba dar salida a un jugador más por temas económicos de cara a la llegada de Álvaro Morata. En principio, Nikola Kalinic parecía el señalado, pero Simeone insistió en que quería seguir contando con el croata, que ha cumplido cuando ha jugado. En los últimos días, salió una forma de compensar a las partes: el Wolverhampton estaba dispuesto a ofrecer 20 millones de euros para hacerse con Jonny en propiedad. Así pues, el lateral abandona el club sin ni siquiera haber debutado y dejando un beneficio de 13 millones de euros, pues llegó el pasado verano por 7. Y Kalinic se queda.

La tercera operación en cuestión ha sido la de Axel Werner, que casi sobre la bocina se marchó cedido al Málaga, en Segunda División. El argentino está teniendo un curso complicado: hace apenas un año debutaba en el Metropolitano con el Atlético, club que abandonó en verano para no quedarse como tercer portero. Fue cedido al Huesca, donde perdió la titularidad y también fue relegado a tercer portero. Y en Málaga, no parece que su situación vaya a cambiar en exceso.

Una retención

No había comenzado el mercado de fichajes cuando saltaba una noticia bomba: Lucas Hernández se marchaba al Bayern de Múnich. Al menos, así lo aseguraba el diario Marca, aunque luego la situación se fue apaciguando. Un comunicado oficial del Atlético aseguran que no se produciría la salida, palabras de cariño de Simeone y cierre de puertas de Miguel Ángel Gil Marín. Al final, el club ha conseguido retener al francés, ya recuperado también de su lesión. Al menos, hasta final de temporada.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *