El liderazgo de José María Giménez

Un contenido de:
Iñaki Dufour

Sábado, 04 de Julio de 2020. 10:47
José María Giménez, ante el Mallorca (Foto: ATM).
José María Giménez, ante el Mallorca (Foto: ATM).

El japonés Takefusa Kubo tiró de habilidad, dejó atrás a Manu Sánchez, el lateral del filial delAtlético de Madrid de nuevo titular para dar descanso a Renan Lodi, y sorteó con un sutil toque y un cambio de ritmo la aparición de Koke Resurrección rumbo al área, hasta que se encontró con José María Giménez, insuperable también para el desbordante atacante asiático, como lo había sido para el colombiano 'Cucho' Hernández.

El bravo central uruguayo gritó, pidió fuerza e intensidad a sus compañeros y volvió a su posición. Hay una jerarquía y un liderazgo reconocible en el nuevo '2' del Atlético -antes lo fue Diego Godín-. También una rotundidad indiscutible en el nuevo escenario de la competición, a la vuelta de los tres meses de parón por el covid-19, al que llegó entre las lesiones y del que ha despegado con toda la firmeza de un defensa de un nivel incontestable, cuando está bien.

José María Giménez, líder de la zaga del Atlético

Y lo está en la actualidad. No hay duda en ese sentido. Cuando un rival apareció por su lado, en el perfil zurdo de la defensa; cuando un adversario buscó filtrar un pase entre la defensa; cuando le encaró y le midió con habilidad, como entonces lo hizo Kubo, que desbordó con mucha agilidad a varios de sus compañeros; cuando Trajkovski conectó un tiro...

Hubo ejemplos de diferentes tipos. Y en cada acción tuvo una firmeza que siente cada atacante cuando le tiene delante. Un sostén al que se agarró un Atlético gris, que jamás encontró ni el control absoluto ni la calma inalterable en el juego, más allá de que el marcador le aportaba el argumento más irrebatible de todos. Más aún si es un 2-0 al descanso.

Son ya 186 partidos oficiales con la camiseta del Atlético, que ha vuelto de la reanudación, como él, muy resolutivo. Ya no es imprevisible -a veces era una cualidad positiva pero más veces negativa, dependiendo más que del momento o de la circunstancia del grado de acierto en la resolución- como cuando era un aprendiz que comenzaba a irrumpir en las alineaciones, entre el hueco que le dejaba alguna lesión de Joao Miranda o Diego Godín, dos centrales de leyenda de la era Simeone. Ese defecto, o virtud ocasional, ya lo ha revertido.

El Atlético de Madrid se reencuentra a sí mismo

Con el "nunca dejes de creer" de fondo, la frase elegida en una encuesta entre los aficionados para acompañar a los futbolistas en el vestuario, en el túnel de salida al terreno de juego y en las pantallas del estadio Wanda Metropolitano, en estos tiempos sin público; con dos goles de Álvaro Morata en la primera parte, con otro de Koke Resurrección en el tramo final y con él como líder de la defensa, el Atlético sostiene su ritmo y se afianza en la tercera posición. Ha ganado cinco de sus últimos seis encuentros. Y encadena 14 partidos invicto. No pierde desde el pasado 1 de febrero.

Son ya siete partidos desde el regreso del campeonato, con cinco victorias, dos empates, ninguna derrota, 14 goles a favor y cuatro en contra del equipo, que ha sostenido cuatro choques con su marco a cero.

Y son ya seis encuentros de titular para Giménez, sólo equiparable en uno de los 23 que configuran la actual plantilla del conjunto rojiblanco: Saúl Ñíguez, cuya transcendencia en el bloque, aparte de su fortaleza para no lesionarse, siempre le sitúan como el hombre con más minutos de todos al cierre de cada curso.

Suplentes este viernes tanto el lateral izquierdo brasileño Renan Lodi -jugó Manu Sánchez por él- como el medio centro ghanés Thomas Partey -Koke Resurrección volvió a la titularidad y el mexicano Héctor Herrera repitió en el banquillo-, nadie más ha jugado tanto como Giménez en el once desde la reanudación de la Liga.

José María Giménez, ante el Mallorca (Foto: ATM).
José María Giménez, ante el Mallorca (Foto: ATM).

Además, con participación en el otro encuentro durante media hora, al salir al terreno de juego en el segundo tiempo: en el 0-1 frente al Levante. Los otros seis desde el principio. Y completos los seis: contra el Athletic Club (1-1), el Osasuna (0-5), el Valladolid (1-0), el Alavés (2-1), el Barcelona (2-2) y este viernes el Mallorca (2-0). En todo el tramo anterior, entre las lesiones musculares y las posteriores recuperaciones, había jugado 15 de 38 choques; 14 desde el once titular.

Sin lesiones, Giménez recupera continuidad y jerarquía

Pasadas ya esas lesiones, Giménez ha retomado su continuidad, su jerarquía y su condición de habitual en las alineaciones del técnico argentino, generalmente al lado de Stefan Savic. "A Giménez le conozco desde hace mucho tiempo, porque desde mi primer día estamos jugando aquí. Es un buen chico con mucho futuro. Mostró todo su potencial desde que llegó aquí y de verdad que es un jugador muy importante para el Atlético", expresó a EFE el central montenegrino, justo antes de la reanudación de LaLiga Santander.

Ambos son, por ahora, en esta "nueva" normalidad, la pareja del once tipo en el centro de la defensa del Atlético. Felipe Monteiro, con su impactante primer semestre, indiscutible en la titularidad en 27 de los 28 últimos partidos previos al parón, aún no está a punto físicamente del todo, aunque jugó su primer encuentro desde la vuelta a la competición el pasado martes contra el Barcelona. Aún no ha reencontrado su mejor versión. Y Mario Hermoso, la segunda de la alternativas, mantiene molestias de una lesión sufrida hace una semana.

Entre tanto, el Atlético ha rearmado su estructura atrás. Cuando llegó el parón, el equipo había soportado su portería a cero nada más en cuatro de los catorce encuentros jugados entre enero, febrero y marzo de 2020; ahora también lo ha hecho en cuatro pero en la mitad de choques, siete, mientras prosigue invicto hacia la Liga de Campeones, con cuatro retos por delante para el cierre de la Liga (Celta y Getafe, fuera, y Betis y Real Sociedad, en casa) y con una final a ocho por jugar de la Champions. Es el anhelo más insistente.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *