Simeone le multiplica en el Atlético de Madrid: su fichaje costaba 16 millones... ¡y ahora vale 50!

Diego Pablo Simeone es especialista en este tipo de cosas. Encuentra las virtudes de sus jugadores, los potencia, relanza sus carreras y saca todo el rendimiento que tiene de los fichajes que llegan al Atlético de Madrid. Siempre hay excepciones, claro, pero la norma general está marcada. Y Marcos Llorente es uno de los futbolistas que mejor ejemplifica esa gran cualidad del técnico argentino.

Cuando jugaba en el Real Madrid, Marcos Llorente tenía un valor de mercado de 20 millones de euros en verano de 2019. No entraba en los planes de Zinedine Zidane y acabó cambiando de bando en la capital. A Simeone le costó encontrar su sitio y su valor cayó a los 16 millones de euros a mitad del pasado curso. Pero ahora, su situación es bien distinta y se ha convertido en uno de los grandes líderes del Atlético de Madrid.

El madrileño ha dejado atrás aquel rol de centrocampista defensivo y ahora es un atacante más. El más peligroso del cuadro rojiblanco, seguramente. Marcos Llorente suma esta temporada nueve goles y ocho asistencias que han elevado su valor de mercado a los 50 millones de euros, según Transfermarkt. Y ya son 20 'kilos' más de los que pagó hace año y medio el club rojiblanco a sus vecinos de Concha Espina.

Simeone define a Llorente en el Atlético de Madrid

Hace una semana, tras el triunfo ante el Granada con Llorente como gran protagonista, a Simeone le preguntaron por su figura. Su respuesta no tardó en hacerse viral. "Los títulos son maravillosos porque te llenan de ilusión y de gloria. Pero cuando uno trabaja con un futbolista y ve el crecimiento de ese futbolista, como muchos de los que han pasado por acá con nosotros, y lo ve reflejado en Marcos... Te despierta más alegría, más entusiasmo por seguir avanzando en esta profesión", comenzaba explicando.

La definición del Cholo no se quedó ahí, comprando al español con Griezmann o Lucas Hernández, entre otros. "Yo les buscaría imágenes de Marcos entrenando cuando ni siquiera iba convocado. Hacía goles en todos los entrenamientos. Y yo decía 'pero este chico no juega de mediocentro, este chico tiene que jugar más adelante'. Y bromeábamos y decíamos 'bueno, lo vamos a poner de delantero'. Hasta que nos animamos", añadió aquel día. Una decisión determinante que ha doblado su valor en apenas año y medio.

Simeone y Llorente festejan el triunfo en Anfield (Foto: EFE).
Simeone y Llorente festejan el triunfo en Anfield (Foto: EFE).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *