Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

El colmo del rídiculo: el madridismo, indignado por la pausa de hidratación del Atlético-Osasuna

La maquinaria blanca lleva semanas, meses, casi toda una vida funcionando, aunque sus argumentos son cada vez más pobres. El Atlético de Madrid consiguió este domingo una victoria agónica ante CA Osasuna que le mantiene como líder de LaLiga Santander de cara a la última semana. El Real Madrid no dependerá de sí mismo para ser campeón... y parte de su afición echa la culpa a la pausa de hidratación.

Tras hablar de conspiraciones, de manos en el área que dicen no ser manos, de una Liga devaluada porque ellos no están en lo más alto o de un "penalti anticonstitucional" (sí, así lo escribía algún erudito en la prensa blanca), ahora ha llegado la pausa de hidratación. De jugadas como el fuera de juego de Benzema en el gol de Nacho se olvidan, por supuesto. Nadie habla de ellas.

Defiende ese perfil de hincha blanco, que por suerte no es mayoría, que "Simeone pidió tiempo muerto" tras el gol de Osasuna. Se refieren al 'cooling break', ese tiempo de pausa que está estipulado en el reglamento de la RFEF para los partidos con altas temperaturas. Y ese era el caso del duelo de este domingo ante Osasuna, que se pausó a la media hora y posteriormente a los 78 minutos.

La pausa de hidratación del Atlético-Osasuna

Esa segunda pausa coincidió justo con el gol de Osasuna. Y tras el 0-1, llegó el gol de Renan Lodi y el tanto final de Luis Suárez que desató la locura. "Absolutamente ningún jugador bebe agua", dice aquel que no tiene ojos o no tiene ganas de ver el vídeo (superior en la noticia) en el que el utillero reparte botellas y futbolistas como Joao Félix, Marcos Llorente o Carrasco se refrescan.

Los jugadores del Atlético, bebiendo agua en la pausa de hidratación.
Los jugadores del Atlético, bebiendo agua en la pausa de hidratación.

Es el colmo del ridículo de una prensa que siempre ha tirado hacia el mismo lado, pero que cada vez disimula menos. Se olvidan de que en Getafe, a 30 km del Metropolitano, también hubo una pausa de hidratación en los mismos minutos. También en Valencia, en Villarreal y en Sevilla. Y más cerca aún: al otro lado de la M-40, el Real Madrid hizo una pausa en el partido de su equipo femenino, a las mismas horas. Un argumento grotesco para aquellos que de fútbol prefieren no hablar.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *