Secciones

Estaba olvidado en el Getafe... y ahora es una figura indispensable para Bordalás

Un contenido de:
Juan José Lahuerta

Viernes, 28 de Febrero de 2020. 23:02

Cuando el central uruguayo Leandro Cabrera se marchó al Espanyol a cambio de 10 millones de euros, las alarmas saltaron en el Getafe CF, que se dio prisa en reforzar una defensa tocada con la marcha de uno de los pilares del técnico José Bordalás.

Ángel Torres y su dirección deportiva ficharon al charrúa Erick Cabaco (Levante) a cambio de una suma de dinero y de otro central, Bruno Fernández. También echaron la red en Inglaterra y desde el Nottingham Forest adquirieron los servicios de Chema Rodríguez. Pero... ¿y Xabier Etxeita?

Etxeita se afianza en la zaga del Getafe

Hasta que se produjeron todos esos movimientos, con las salidas de Bruno y de Cabrera, era el único central disponible en la plantilla del Getafe junto al indiscutible Djené Dakonam. Parecía que los nuevos le iban a pasar por delante como un torbellino.

La razón era estadística: Bordalás apenas había confiado en él. Sin minutos en los 12 primeros partidos oficiales del Getafe (6 fuera de la convocatoria y uno de los elegidos para no entrar en la lista de la Liga Europa), sólo acumuló 3 titularidades en Liga y otras 2 en Copa. En total, hasta la marcha de Cabrera, en 28 encuentros sólo jugó 405 minutos de 2.520 posibles.

Entonces, Etxeita obró el milagro. Mientras se confirmaban las llegadas en el mercado de invierno de Cabaco y de Chema, tuvo una oportunidad. Bordalás, falto de efectivos, tuvo que utilizar a su reserva habitual ante el Betis. Y cumplió. Un día después de que se confirmará la llegada de Cabaco, el primero de los dos fichajes, volvió a usarle en San Mamés. Y volvió a cumplir.

Ya con los tres competidores en plantilla, sus dos buenas actuaciones merecían el premio de una tercera oportunidad. El Valencia era una prueba de fuego para confirmar su candidatura. Y, de nuevo, rindió a un nivel alto en una de las victorias más brillantes del Getafe esta temporada (3-0).

La reacción de Etxeita ya era una realidad. Sacarle del once titular era casi una ofensa hacia su alto rendimiento. Así que, Bordalás, que buscaba un central de garantías para sustituir a Cabrera, descubrió que ya lo tenía en casa. Siguió confiando en él y contra el Barcelona y en la ida frente al Ajax, dio de nuevo la titularidad al zaguero vasco.

Etxeita, en su presentación con el Getafe.
Etxeita, en su presentación con el Getafe.

De nuevo, no defraudó a su entrenador. Sobre todo contra el conjunto neerlandés, ante el que pudo jugar después de que Bordalás le incluyera en la lista UEFA para las eliminatorias de la competición. Frente al cuadro de Erik ten Hag rindió a un nivel impresionante. Y, para contar con él al cien por cien de sus posibilidades en la vuelta, le reservó en la debacle inesperada contra el Sevilla (0-3).

Etxeita también se doctora en Europa

Su última actuación, en el Johan Cruyff Arena, tampoco ha pasado desapercibida. Dusan Tadic, Ryan Babel, Danilo Pereira y Quincy Promes se desesperaron con Djené y con Etxeita. Fueron una auténtica muralla que dio una lección de cómo sujetar a una delantera ansiosa por conseguir una remontada que finalmente no llegó.

Al final, Etxeita ha pasado de no jugar casi nada a jugarlo todo. De la grada al banquillo y del banquillo al campo. De intrascendente a indispensable.

Con paciencia, silencio y trabajo, el central del Getafe ha eclipsado a dos fichajes que venían para sustituir a Cabrera. Ahora, saborea una nueva oportunidad surgida del clausulazo del Espanyol. Hace no mucho olvidado, ahora es un hombre indispensable. Etxeita ha llegado para no marcharse.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *