Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

Balones al suelo con Odegaard

Lo reconozco: estoy muy decepcionado con Martin Odegaard. Lo que menos esperaba era que el chico noruego con cara de buen hijo y magnífico estudiante pidiese al Real Madrid salir cedido este invierno. Creía que el ex de la Real Sociedad era de los que conocía y aplicaba en su día a día la cultura del esfuerzo, la paciencia, la constancia y el saber esperar su momento, pero me equivocaba. A las primeras de cambio, en cuanto ha estado varios partidos sin ser titular por decisión técnica, ha decidido escoger el camino fácil.

Una aclaración necesaria

Reconozco, del mismo modo, que buena parte del texto que viene a continuación está escrito justo unas horas antes de que saltara la noticia. Había despertado de la siesta, había entrado en Twitter, había visto que Odegaard no iba convocado contra el Alcoyano -con el consiguiente maremoto en dicha red social- y había sentido rabia porque, en mi opinión, se le estaba haciendo un flaco favor al jugador nórdico con tanto halago inmerecido -si nos referimos a sus actuaciones de este curso- y se estaba siendo injusto con varios nombres propios, empezando por Zidane y acabando por Isco.

Zidane, pensativo ante el Shakhtar (Foto: EFE).
Zidane, pensativo ante el Shakhtar (Foto: EFE).

Hablemos de Odegaard

Empecemos por responder a la pregunta más básica de todas: ¿por qué Odegaard no juega en el Real Madrid a día de hoy?

1) Porque por delante tiene a Toni Kroos y Luka Modric. ¿Hace falta enumerar lo que aporta cada uno de los dos al juego del Real Madrid en estos momentos? Con ponerse repetidas algunas de sus exhibiciones esta temporada es suficiente; las hay de todos los colores. Sigamos pues.

2) Porque se lesionó y, al volver, el equipo estaba encontrando la velocidad de crucero. Zidane decidió mantener el bloque en los siguientes partidos y no hacer cambios; la cosa funcionaba. ¿Acaso Odegaard había hecho méritos para ocupar el sitio de alguno de sus compañeros del centro del campo? Para mí, no.

Modric y Benzema se felicitan tras lograr uno de los goles ante el Eibar (Foto: EFE).
Modric y Benzema se felicitan tras lograr uno de los goles ante el Eibar (Foto: EFE).

3) Porque en sus últimos partidos con la camiseta del Real Madrid antes de la lesión, Odegaard no ha completado mejores actuaciones que Isco Alarcón. Y esto es así.

-En Valencia, hasta que pasó lo que pasó, Isco estaba jugando bastante bien. Odegaard, por su parte, entró en el segundo tiempo y poco pudo hacer con la situación que se encontró.

-Contra el Villarreal, Odegaard fue el que partió de titular. 65 minutos sobre el campo en los que no hizo más que Isco en los 25' que jugó el malagueño.

-Y ante el Alavés, casualmente, los dos entraron en el minuto 69. No hicieron ninguna maravilla pero, ¿quién tuvo en sus botas el empate con un lanzamiento al larguero en el descuento? Una pista: no fue Odegaard.

¿Cuál es el problema? Que a Isco y a Odegaard no se les mira con los mismos ojos.

Isco, en un calentamiento (Foto: EFE).
Isco, en un calentamiento (Foto: EFE).

Dicho esto, llevarse las manos a la cabeza con la no presencia del noruego contra el Alcoyano (con todos mis respetos a un equipo de Segunda B) es casi demagogo. Odegaard tiene que jugar contra los equipos de LaLiga. Odegaard tiene que jugar contra los equipos de la Champions. Y, lo más importante, Odegaard se lo tiene que ganar.

Tiene cualidades de sobra para ello y tiene al mejor entrenador posible. Roma no se hizo en un día y Zidane siempre ha tenido un plan. Pero Martin ha decidido no pelear. No me cabe la más mínima duda de que, si sale cedido, le volverá a ir bien en la Real Sociedad. Y, cuando vuelva al Real Madrid, será igual de bueno que ahora o más. Pero para ser un futbolista de los grandes, además de jugar, debes superar las adversidades. Y Odegaard se ha decantado directamente por no enfrentarse a ellas.

Pd: ¿se viene el momento de Francisco Román Alarcón Suárez?

Pd2: que este lío no quite el foco a la presencia de Antonio Blanco en la lista del Real Madrid para la Copa. Mucho hype.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando