Notificaciones

El Real Madrid desactiva al Barça y se lanza a por la undécima (83-83)

Foto autor

Un contenido de:
Antonio Soto

Abalde en una jugada con Laprovittola (FOTO: EFE).
Abalde en una jugada con Laprovittola (FOTO: EFE).

El Real Madrid buscará este sábado su undécima Copa de Europa ante el Anadolu Efes, vigente campeón, tras culminar con un triunfo de muchos quilates una épica batalla frente el Barça en la segunda semifinal de la Euroliga, con el que de paso pone fin a la racha de cinco derrotas consecutivas ante el equipo catalán, que esta temporada le tenía tomada la medida (83-86).

El billete para la semifinal parecía tenerlo en su mano el Barça, que llegó a dominar por trece puntos en el tercer cuarto, hasta que una desconexión total de su juego, lastrado por su desacierto exterior, permitió al equipo blanco resucitar de la mano de Alberto Abalde y Fabien Causeur primero y de Sergio Llull en los minutos decisivos, hasta llevarse la victoria.

También contribuyó al éxito un Gerschon Yabusele en su mejor versión (18 puntos y 8 rebotes), mientras que en el Barça resultaron inútiles la exhibición de Nikola Mirotic (26 y 9, y 39 de valoración) y los 17 puntos del argentino Nico Laprovittola.

De inicio, la mejor noticia para el Real Madrid fue la puesta en escena del ala-pívot francés, autor de los ocho primeros puntos de su equipo, aunque la alegría duró poco porque cuando solo se habían jugado 52 segundos Nigel Williams-Goss se lesionó en su tobillo derecho y tuvo que marcharse a los vestuarios. A las primeras de cambio, un serio contratiempo para Pablo Laso en la posición de base.

Con 8-14 en contra, Yabusele haciendo mucho daño y Walter Tavares opositando para ser dueño de la pintura, Sarunas Yasikevicius paró el partido en el ecuador del primer acto para intentar frenar el buen arranque rival, buscar más sentido a sus acciones ofensivas y exigir a sus jugadores un mayor esfuerzo en el rebote.

El primer triple azulgrana, con la firma de Mirotic, le dio la primera ventaja tras ocho minutos por detrás en el marcador, aunque el primer capítulo de la semifinal se cerró con el resultado más lógico después de lo visto en el parqué del Stark Arena, un empate a 19 puntos.

El 1-5 con el que se reanudó el partido se tradujo en una bronca de Jasikevicius a los suyos y un nuevo tiempo muerto cuando no se había cumplido el primer minuto. La semifinal entró en una fase de errores en uno y otro aro. Se salían hasta las canastas fáciles como un mate de Vincent Porier, por lo que el Real Madrid se mantuvo unos instantes por delante con mínimas rentas a su favor.

A falta de buen juego, los aficionados griegos que poblaban la gradas animaron con sus cánticos el ambiente, una vez asimilada la eliminación del Olympiacos en la primera semifinal. En la pista, el Barça igualaba la pelea gracias a los puntos de Álex Abrines y Brandon Davies y al bajón en el juego de un Real Madrid que se empleaba a tirones, carecía de orden y de acierto exterior y pagó caro su apagón.

Laprovittola siguió produciendo en ataque y Mirotic se confirmó como el gran protagonista de la primera mitad con sus 14 puntos y seis rebotes lo que, acompañado con una defensa coral que secó el ataque blanco en el segundo cuarto, facilitó que al descanso se llegase con la máxima ventaja para el equipo catalán (45-34, min 20).

Sin defensa ni amenaza exterior en su oponente, el Barça siguió dominando con comodidad. Anotaba con demasiada facilidad, mientras que el Real Madrid evitaba daños mayores gracias a los siete puntos convertidos por Alberto Abalde, demasiado solo en el ataque blanco en esa fase del choque.

Un nuevo triple de Mirotic y la cuarta falta de Hanga parecieron complicar aún más la labor a los de Pablo Laso, que, cuando peor lo tenían, tiraron de pundonor y volvieron a meterse en la pelea. Liderados por Fabien Causeur, fueron capaces de traspasar su falta de ideas al Barça y se fueron a por el partido.

De caer por once puntos, llegaron a los últimos diez minutos cuatro arriba gracias a un gran tercer cuarto que dominaron por 11-26 con Abalde y Causeur como estiletes. El equipo culé, que llegó a encajar un 2-19 en contra, llegó plagado de dudas y muy tocado a la fase decisiva de la semifinal (56-60, min 30).

Con el paso de los minutos, los jugadores de Pablo Laso siguieron creciendo en juego y actitud mientras que el Barça seguía perdido y muy lastrado por su desacierto desde larga distancia. A seis minutos del final, la ventaja era de siete puntos. Apareció entonces Mirotic con su cuarto triple y un par de tiros libres como mejor antídoto a la pájara blaugrana.

Laprovittola también acertó desde fuera para apretar más la semifinal con un par de triples consecutivos y de nuevo Mirotic empató a 75, pero Causeur, con otro acierto desde el perímetro y un robo culminado con una bandeja, pareció dar medio billete para la final al Real Madrid.

El base argentino del Barça pudo adelantar a los suyos en el último minuto, pero Poirier le cazó con un tapón espectacular y Llull subió a tres la ventaja blanca a 21 segundos del final. El intercambio de tiros libres ya no varió el resultado. El Real Madrid peleará por su undécima Euroliga y el Barça, que terminó líder la fase regular, se ve abocado a jugar el partido por el tercer puesto frente al Olympiacos.

- Ficha técnica:

83 -Barça (19+26+11+27): Calathes (4), Laprovittola (17), Exum (7) Mirotic (26) y Sanli (2) -equipo inicial-, Davies (15), Smits (1), Abrines (7), Hayes-Davis (-), Kuric (-), Higgins (-), Jokubaitis (4).

86 - Real Madrid (19+15+26+26): Williams-Goss (-), Causeur (18), Hanga (4), Deck (7) y Yabusele (18) -cinco inicial-, Tavares (8), Abalde (7), Poirier (6), Rudy (3), Llull (15) y Taylor (-).

Árbitros: Luigi Lamonica, Ilija Belosevic y Mehdi Difallah. Sin eliminados

Incidencias: Segunda semifinal de la Fase Final de la Euroliga 2021-2022 disputada en el Stark Arena de Belgrado ante unos 15.000 espectadores. 

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando