Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

El retorno del capitán: mucho compromiso, nulo rendimiento

El retorno del capitán fue anticipado. Sergio Ramos volvió a la titularidad este miércoles ante el Chelsea tras superar su lesión y, lejos de ser lo que Zinedine Zidane esperaba, dejó claro que en Londres había mucho más de compromiso que de rendimiento.

Sergio Ramos se puso el brazalete. El de Sevilla sabía que era una noche importante, que su equipo necesitaba remontar y que su experiencia, su temple e incluso sus goles podían ayudar.

Se había exprimido al máximo para estar listo para la cita y Zinedine Zidane confió en él. Se metió como libre en la defensa de cinco hombres, pero lejos de su compromiso quedó su rendimiento.

Sergio Ramos mostró una de sus peores caras, protagonizó uno de sus peores partidos de la temporada y, lo que debería ser lógico en un recién recuperado, en unas semifinales de la UEFA Champions League eso no se perdona.

Sergio Ramos formó parte del once titular del Real Madrid (Foto: RMCF).
Sergio Ramos formó parte del once titular del Real Madrid (Foto: RMCF).

El capitán anticipó su vuelta para ayudar a sus compañeros, pero la realidad mostró a un Real Madrid mucho más errático de lo normal, mucho más inseguro y con ciertas dificultades para defenderse ante el Chelsea. Los centrales parecieron no entender el sistema, los movimientos y el encaje suficiente para parar los ataques azules.

Su noche quedó, por si fuese poco, marcada por un error en el 2-0. Su habitual seguridad le jugó una mala pasada, erró en el despeje y dejó la defensa vendida para que Pulisic se luciese dentro del área.

Acabó en el área contraria, pidiéndole a sus compañeros que no se rindiesen, que siguiesen intentándolo, que no le fallasen a la historia del escudo, pero la realidad es que el retorno del capitán tuvo mucho, mucho, mucho más de compromiso que de rendimiento.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando