El Real Madrid de los niños

Domingo, 20 de Septiembre de 2020. 23:03

El Real Madrid disputó su primer partido de LaLiga Santander 20/21 en casa de la Real Sociedad y no pudo pasar del 0-0. Un empate del que se pueden sacar notas positivas como los cinco jóvenes atacantes con minutos llamados a marcar el futuro del conjunto madridista. Por un lado, los titulares Martin Odegaard, Vinícius y Rodrygo y por el otro, los debutantes Marvin Olawe y Sergio Arribas.

Los cinco dejaron su sello sobre el verde del Reale Arena. Los titulares formaron una línea de tres por detrás de Karim Benzema y por delante de Toni Kroos y Luka Modric que llevó la fluidez y el desparpajo al ataque blanco en la primera mitad.

Un partido especial para Martin Odegaard, en su redebut con el Real Madrid. Salió y parecía que llevaba tres o cuatro años en la plantilla, demostrando que, cuando se tiene calidad, no hace falta aclimatarse a los nuevos destinos.

La 'batalla' entre Vinícius y Rodrygo por la titularidad en el equipo blanco y las convocatorias con la selección brasileña cayó esta vez del lado del primero. El ex del Flamengo fue más incisivo que su compañero y desbordó una y otra vez plantándose en el área.

Marvin, en el partido del Real Madrid ante la Real Sociedad (Foto: EFE).
Marvin, en el partido del Real Madrid ante la Real Sociedad (Foto: EFE).

Rodrygo lo intentó, pero no estuvo tan acertado a la hora de soltar el balón. Sin embargo, los dos futbolistas le demostraron a Zidane que la titularidad de Asensio y Hazard no está tan clara una vez que estos vuelvan de sus lesiones.

Los debutantes, Marvin Olawe y Sergio Arribas, no pudieron darle la victoria al Real Madrid, pero a buen seguro no olvidarán este choque. Los dos futbolistas llegan con la vitola de ser los campeones de la Youth League a las órdenes de Raúl González y ya pudieron disfrutar de minutos junto a los mayores.

Cinco futbolistas de los que se espera mucho en el futuro, aunque Zidane ha demostrado que ya mismo quiere verles sobre el campo. De ellos depende quedarse por el camino o hacerse con un hueco en un equipo acostumbrado a estar plagado de estrellas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *