Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

El futuro del Real Madrid tiene nombre: gol y asistencia en su debut en Europa League

Un contenido de:
Jairo Izquierdo Laos

Take Kubo celebra su gol con el Villarreal al Sivasspor (Foto: EFE).
Take Kubo celebra su gol con el Villarreal al Sivasspor (Foto: EFE).

El Real Madrid no ha realizado ningún fichaje en este último mercado. El único refuerzo de la plantilla respecto a la temporada pasada es el regreso de cesión de Martin Odegaard. El noruego volvió de su cesión a la Real Sociedad tras un año espectacular y, más allá de las lesiones sufridas, está preparado para aportar al conjunto blanco. Otras perlas madridistas también se foguean en sendas cesiones en otros clubes. Es el caso de Take Kubo, en préstamo en el Villarreal CF. Y es que el japonés estaba a la espera de una oportunidad.

Una oportunidad que recibió en el partido de la UEFA Europa League del conjunto groguet ante el Sivasspor. Take Kubo fue protagonista del partido con un gol y una asistencia en la primera mitad. El nipón jugó con mucha personalidad y arrojo, no solo en el ámbito creativo, su especialidad. Y es que, más allá de dejar detalles de su gran calidad, en el campo rival, también se fajó en tareas defensivas. No en vano, sumó varias recuperaciones que permitieron a su equipo seguir atacando.

Primera titularidad de Kubo en su nueva cesión del Real Madrid

Take Kubo celebra su gol con el Villarreal al Sivasspor (Foto: EFE).
Take Kubo celebra su gol con el Villarreal al Sivasspor (Foto: EFE).

Pero, más allá de todo eso, al final lo que cuentan son las cifras. Y es que Kubo estuvo muy concentrado para leer el rechace del portero del Sivasspor dentro del área para recogerlo y definir a puerta vacía. Pero no solo eso, porque el japonés recibió en la corona del área y habilitó a Carlos Bacca para que este hiciera el segundo tanto del Villarreal. Todo ello en su primera y única titularidad hasta la fecha con el conjunto amarillo. El resto de sus participaciones, todas en LaLiga Santander, apenas suman 80 minutos en seis partidos diferentes.

Lo que queda claro es que Take Kubo es un futbolista diferente. Si bien ante el Valencia CF fue expulsado por una torpeza, el japonés entró en su debut en Europa con la lección aprendida.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *