Los 60 millones de Florentino Pérez por Vinícius, a la basura: la venta empieza a ser opción

Un contenido de:
Jairo Izquierdo Laos

Florentino Pérez ha presumido, por activa y por pasiva, de ser el presidente que mejor ha gestionado la caza de jóvenes talentos en Brasil para su Real Madrid. Rodrygo, Reinier y Vinícius Jr son los ejemplos, pero la realidad es que nada está funcionando como se esperaba y los 60 millones invertidos en el último, parece, irán a la basura. La venta de Vini empieza a ser colocada como opción en Chamartín.

Tras un inicio entre dudas, irregularidad y críticas a un Julen Lopetegui que apenas contaba con él, Solari llegó al banquillo del primer equipo para darle hueco, pero con Zinedine Zidane todo volvió a la normalidad.

Vinícius, en uno de los últimos entrenamientos del Real Madrid (Foto: Real Madrid).
Vinícius, en uno de los últimos entrenamientos del Real Madrid (Foto: Real Madrid).

Con el técnico francés en el banquillo, Vini Jr ha combinado titularidades y actuaciones excelentes con largos periodos de suplencia y escenarios polémicos como el de Manchester, donde no jugó ni un solo minuto (y esta es la razón).

Zinedine Zidane podría estar altamente disgustado con su actitud, e incluso Karim Benzema le ha señalado en público por su falta de acierto, por lo que diarios como Sport ya empiezan a hablar de la opción de venta. (Y no es la primera vez)

Florentino Pérez estaba convencido de que Vini Jr iba a ser el nuevo Neymar, pero a día de hoy es un jugador más con una progresión ilusionante pero que no acaba de romper el molde.

Vinícius, el Real Madrid y sus problemas: "Pienso 24 horas en fútbol"

Vinicius Junior, jugador del Real Madrid, aseguró que su peor defecto es que piensa "en el fútbol las 24 horas del día". La promesa brasileña concedió una entrevista a la revista Gaffer en la que recordó sus inicios en la escuela del Flamengo.

"Recuerdo el primer día que mi padre me llevó a la escuela del Flamengo. Me sentía como la persona más feliz del mundo porque estaba haciendo lo que más me gustaba", afirmó Vinicius.

"En aquel momento lo único que me importaba era jugar al fútbol y pasármelo bien, juntándome con gente que creyera en mí y que me empujara a hacer más. Hoy no ha cambiado. Mi peor hábito es que estoy pensando en fútbol todos los días, las 24 horas", añadió.

Sobre sus fortalezas, el brasileño apuntó que siempre tiene la "cabeza despejada" y que nunca se rinde.

"Siempre me mantengo fuerte en lo que creo. Si ves lo que nos ha enseñado el 2020, tenemos que exprimir cada momento del día, porque no sabemos qué ocurrirá mañana. Tanto dentro como fuera del campo".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *