El clásico de los Clásicos que pide sitio a Zidane en el Real Madrid: "Correr hasta que no pueda más"

Un contenido de:
Óscar Maya Belchí

Fede Valverde lo ha vuelto a hacer. Otro clásico en el que sale de inicio y es diferencial con su juego moderno, ese de correr hasta la extenuación, y diferencial en la terna de exquisitos centrocampistas del Real Madrid. Como en la ida, el uruguayo rompió al espacio y generó el 1-0 de su equipo.

La definición de tacón de Karim Benzema, adelantándose al charrúa Nestor Araujo en el primer palo, entrará en todos los resúmenes del fin de semana, y con razón, pero fue ‘el pajarito’ el que provocó todo con una conducción desde campo propio y un cambio de ritmo que dejó atrás a un más que veloz Jordi Alba y descompensó a la línea de cinco planteada por Ronald Koeman, aunque a partir de entonces demostró que no le hacía falta mucho para romperse.

Fede Valverde y Lenglet disputan un balón en el Real Madrid-Barcelona (Foto: LaLiga Santander).
Fede Valverde y Lenglet disputan un balón en el Real Madrid-Barcelona (Foto: LaLiga Santander).

Eso sí, en esta ocasión Valverde no se fue del campo desorientado, mareado, sin fuerzas tras haberlo dado todo, como sí que hizo en la ida en el Camp Nou (1-3) en la que en el m.69 se tiró al césped porque no podía dar ni un paso más tras el esfuerzo. Fiel demostración de lo que es el fútbol del uruguayo, como reconoció en una entrevista en Real Madrid TV.

“Mi función es correr todo lo que pueda, mis ganas son correr hasta que no pueda más. Hasta que no me revienten las piernas voy a seguir corriendo, y si puedo marcar mucho mejor", declaró.

Temporada difícil para Fede Valverde en el Real Madrid

Una actuación que le hace volver a entrar de lleno en la lucha por la titularidad. El francés Zinedine Zidane sorprendió con él en el once inicial y este no le defraudó. Contra el Liverpool tuvo 20 minutos en su vuelta tras lesión, el técnico ya tenía en la cabeza que podía ser una pieza fundamental para llevarse un clásico que les hace dormir líderes de LaLiga Santander, a la espera de lo que haga el Atlético de Madrid mañana domingo contra el Betis.

Y eso que la 2020-2021 está siendo una temporada difícil para Valverde. Las lesiones, y el excelso nivel de Luka Modric, le han apartado de las alineaciones titulares. Tres lesiones, 81 días ausente y 14 partidos sin estar a disposición de ‘Zizou’ en lo que llevamos de campaña.

Ya tras la vuelta del fútbol por el confinamiento fue difícil para él, y lo reconoció el pasado 27 de septiembre tras la victoria contra el Betis (2-3) en el que vio puerta: "Me costó volver, uno lo tiene que reconocer y ser autocrítico. No hice las cosas como debe hacerlas un jugador profesional del Real Madrid”, dijo en Movistar + tras el choque.

Todavía no ha podido encontrar la regularidad, pero con su actuación en el clásico en la que jugó una hora por no estar al 100%, se apuntó a la recta final, la parte clave de la temporada, y le da opciones a Zidane para volver a optar por ese 4-4-2 que tanto ha usado en las grandes ocasiones para fortalecer a su equipo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *