Estaba en venta, nadie le quería y de repente es el líder de Zidane en el Real Madrid

Un contenido de:
Roberto Morales / EFE

De estar en el mercado de fichajes al once titular. Le tenían en venta y ahora es uno de los líderes del equipo. El brasileño Éder Militao ha pasado de ser un jugador que no contaba para Zinedine Zidane a convertirse en una referencia en la zaga del Real Madrid en plena plaga de bajas defensivas que, en el momento clave de la temporada en duelos de grandeza ante Liverpool y Barcelona, le dio una oportunidad que no ha dejado escapar.

El giro en el guión que ha protagonizado Militao era inesperado hasta para el jugador brasileño. Mientras ya se tanteaba el mercado para buscar una posible salida a final de temporada y la llegada de Alaba. Cuando parecía sentenciado desde su expulsión ante el Levante el pasado 30 de enero en un momento en el que debía reivindicarse.

Con ausencias de peso como las de Sergio Ramos, Raphael Varane y Nacho Fernández, ha aparecido la mejor de sus versiones. Esa que hizo que brillase en el Oporto para que el conjunto madridista pagase 45 millones de euros por él y que, en un momento de máxima necesidad, haya dado un paso al frente para solucionar problemas.

El mejor momento de Militao en el Real Madrid

Por primera vez desde que llegó al Real Madrid, Militao ha jugado cinco partidos seguidos con su titularidad este domingo en Getafe. No solo eso, sino que ejerce de líder de una defensa de circunstancias. Con Sergio Ramos, Lucas Vázquez y Raphael Varane lesionados, Nacho Fernández sancionado, sin que Dani Carvajal tenga aún el alta competitiva y Ferland Mendy siendo el último de una larga lista de jugadores de baja por problemas musculares.

Con un canterano como Víctor Chust a su lado jugó en el Coliseum Alfonso Pérez. La misma pareja del mal recuerdo de Copa del Rey ante el Alcoyano. Con Álvaro Odriozola en un lateral, el derecho, y Marcelo en el izquierdo. Jugadores que pasaban de no tener minutos ni ritmo de partidos a tener que dar la cara en un encuentro importante en la lucha por el título y con Militao llevando la voz cantante. Y no falló Getafe, donde volvió a liderar la zaga.

"Jugó las últimas semanas por los jugadores que no estaban y está comprometido", destacó su entrenador Zinedine Zidane. "Jugó bien, todos los jugadores quieren jugar más, pero Militao, como los demás, está preparado para hacerlo. Siempre quiere jugar, lo ha hecho bien y tenemos que seguir", añadió.

Zidane hace un mes no contaba con Militao. Había pasado a ser la última opción en el centro de la defensa, viendo cómo Nacho le había superado en el escalafón y se había ganado con un rendimiento regular ser el sustituto de Sergio Ramos en su temporada con más lesiones. El contagio por coronavirus de Varane lo cambió todo.

De cinco titularidades en toda la temporada, pasó el brasileño a verse en el campo en la eliminatoria ante el Liverpool y en el clásico contra el Barcelona. Choques que eran finales y en los que rindió a un altísimo nivel. Ganando confianza en cada duelo, mostrando poderío en el juego aéreo, velocidad y contundencia. De golpe, recuperó todo el terreno perdido en un tiempo de dudas en el Real Madrid.

Zidane cambia el rol de Militao

Y ahora Zidane ha encontrado a un Militao que lleva la voz de mando en la defensa, de circunstancias en Getafe, y con el añadido de pasar de no jugar a cargar las piernas al máximo con cuatro partidos seguidos en menos de dos semanas.

En tres de sus cuatro apariciones de inicio de temporada, el Real Madrid perdió ante Cádiz, Shakhtar y Alcoyano. Sumado al contagio de coronavirus y alguna lesión, la temporada de Militao iba camino del desastre hasta un giro inesperado.

Tras su reivindicación y mostrar al club madridista que, con 23 años, tiene central para rato, en Getafe volvió a demostrar que tiene galones para tirar de liderazgo.

Militao y Casemiro celebran el 0-1 del Real Madrid en Vitoria (Foto: RMCF).
Militao y Casemiro celebran el 0-1 del Real Madrid en Vitoria (Foto: RMCF).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *