Notificaciones

La fiesta safari de Courtois por su 30 cumpleaños: pool party, concierto de rap y peluches de jirafas

Foto autor

Un contenido de:
ElDesmarque

Thibaut Courtois celebró por todo lo alto su 30 cumpleaños. Este miércoles 11 de mayo el portero del Real Madrid sopló las velas y lo festejó con una gran fiesta en su casa. Como se puede ver en el vídeo superior, el jugador belga lo decoró todo como si estuvieran en un safari.

Su pareja, Mishel Gerzig, lo sorprendió con una 'pool party' muy especial que tuvo hasta concierto de rap. Cuando llegó de Valdebebas tras volver a los entrenamientos grupales... Courtois se llevó la sorpresa y pasó un día completamente inolvidable, como él mismo manifestó en su cuenta de Instagram.

Del vóley a la portería

Courtois nació en Bree, Limburgo, en 1992 y parecía que su futuro no estaría ligado al fútbol, sino que jugaría al voleibol. Toda su familia ha jugado profesionalmente a este deporte, desde sus padres hasta sus hermanos, pero Thibaut tenía claro que quería ser futbolista.

Los inicios del belga no fueron en la portería, comenzó como lateral izquierdo en el club local de Bilzen, pero cuando entró en la cantera del Racing Genk empezó su formación como portero. Su genética le acompañaba y, además, desarrolló su habilidad en velocidad, tanto por abajo como por arriba, en el vóley-playa.

Thibaut Courtois, en un partido del Real Madrid (Foto: RM).
Thibaut Courtois, en un partido del Real Madrid (Foto: RM).

La vida profesional de Courtois

Debutó con la primera plantilla del Racing Genk el 19 de abril de 2009, pero fue en la temporada 2010-11 cuando firmó su primer contrato profesional y se convirtió en titular. Su equipo se alzó con el título de Liga y él fue reconocido como el mejor portero de la competición

Tras destacar en su país, fichó con 19 años por el Chelsea, pero allí no tenía la titularidad. En ese momento fue cedido al Atlético de Madrid por tres años, hasta 2014, una etapa en la que ganó la UEFA Europa League, la Supercopa de Europa, la Copa del Rey y LaLiga Santander. Además, obtuvo dos premios Zamora al portero menos goleado en la Liga 2012-13, en la que encajó 29 en 37 encuentros, y la siguiente con 24 goles en 37 partidos.

Con el crecimiento del guardameta en el club español, José Mourinho quiso recuperarlo para el Chelsea y conquistó dos ligas, dos copas inglesas y el Guante de Oro de la Premier 2016-17.

No obstante, Courtois seguía unido a Madrid. En la ciudad había dejado a sus dos hijos, Adriana y Nicolás y su objetivo era volver a España. El momento llegó en 2018. El Real Madrid firmó con el belga y este consiguió su sueño desde niño, defender el escudo merengue.

Thibaut Courtois, con el título de LaLiga (Foto: Cordon Press).
Thibaut Courtois, con el título de LaLiga (Foto: Cordon Press).

El sueño blanco

El contrato con el Madrid fue por seis temporadas y desplazó de la titularidad de la portería al costarricense Keylor Navas. "Nunca había besado un escudo hasta hoy, que siento que estoy donde quiero estar", fueron algunas de sus primeras palabras como jugador madridista.

Renovó hasta 2026 al convertirse en titular indiscutible y uno de los pilares tanto con Zinedine Zidane como con Carlo Ancelotti.

A sus 30 años, Courtois es titular indiscutible en el Real Madrid y, desde 2011, también milita en la selección de su país. Desde que se viste de blanco ha sumado a su palmarés dos Ligas, un Mundial de clubes y una Supercopa de España

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando