El testimonio del entrenador malagueño en China que recobra valor dos meses después

Un contenido de:
F.N. / L.G.D.

Hace un par de meses le traíamos la historia de Juan Antonio Céspedes, un entrenador malagueño de fútbol que vivió los primeros azotes del coronavirus en China, donde residía y desde donde consiguió salir para regresar a España. Todo parecía muy lejano entonces, pero el avance del Covid-19 hacia Europa ha vuelto a poner en valor el testimonio de Céspedes, que vivía a 2.000 kilómetros de Wuhan.

Hablaba de cómo se decretó la alarma nacional en China, con restricciones incluso para hacer la compra  (el Gobierno chino mandaba a casa la comida) y de cómo se paró el país desde donde se propagó el virus: autovías vacías, escuelas sin alumnos... con el único trasiego de personas en los hospitales, llegándose a construir algunos nuevos para ingresar a los enfermos por el virus. Céspedes logró volver a España, pero ahora asume una situación parecida, aunque con la notoria diferencia del calor de su familia.

Dado el valor que recobra, rescatamos su testimonio para poner en contexto la situación actual que nos ocupa. Pueden verlo en el vídeo superior o repasar la entrevista por escrito en este enlace.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *