Málaga CF | Steve Nash, consejero y accionista del RCD Mallorca
Secciones

Steve Nash, un histórico NBA a los mandos del Mallorca

Un contenido de:
J. M. Noguera

Viernes, 07 de diciembre de 2018. 20:19
Steve Nash, en una comparecencia con el Mallorca.
Steve Nash, en una comparecencia con el Mallorca.

El 2016 fue un año paradigmático para el Mallorca. Como club sufrió un impulso necesario en un momento deportivo complicado. Pero también acabaría siendo el germen de un nuevo descenso, el segundo en un intervalo pequeño. Ese enero llegó a las islas con 20.6 millones de euros la empresa Liga ACQ Lagacy Partner, que se hizo con el control de la entidad. Al frente, el multimillonario americano Robert Sarver, que desde el 2004 ostenta la franquicia de los Phoenix Suns. A su lado un personaje histórico de la NBA, Steve Nash.

La relación del base con el empresario nació en Arizona, donde el canadiense trufó su leyenda como jugador en la mejor liga del mundo. Más de una década en un equipo instaurado en la retina colectiva, pero al que le faltó el premio del anillo. Allí se alzó dos veces con un MVP, fue ocho veces All Star y emergió como el tercer asistente de siempre. Tras aparcar el baloncesto en 2015 tras varias lesiones en una experiencia gris en Los Ángeles Lakers, una de las mecas mundiales, Nash decidió ligarse a Sarver.

Ambos decidieron desembarcar en territorio bermellón tras unas negociaciones frustradas en Escocia para adquirir el Rangers de Glasgow. "Hemos invertido con la idea de volver a Primera", decía entonces el hombre que cogía las llaves. El playmaker, su asesor deportivo, decidió sumarse al desafío. Ahora es consejero y tiene acciones en Son Moix. Y es que pese a ser uno de los nombres históricos de la NBA, Nash siempre tuve lazos con el fútbol y con la isla.

El balompié siempre estuvo en el candelero en su vida. Su padre, Peter, fue profesional en Sudáfrica, donde él nació. Su hermano fue internacional con Canadá, país del que obtuvieron la nacionalidad. Por si fuera poco, su hermana ejerció como capitana del equipo de la Universidad de Victoria del país norteamericano. Además, sus hilos con Mallorca también tienen calado. Allí, en la norteña localidad de Fornalutx pasaba su mujer, Lilla Frederick, los veranos cuando era pequeña. Lugar precisamente donde Nash le pidió matrimonio de un par de años a este tiempo.

El mítico base aún no instaló en España su hogar de residencia fija. Viaja a la isla dos o tres veces por temporada para ver cómo transcurre todo en el club. Mientras tanto, está al tanto desde la distancia. Sus visitas son archiconocidas porque no dudó en ponerse a las órdenes de Vicente Moreno y ejercitarse con el resto de la plantilla en numerosas ocasiones. Una situación curiosa, que llama la atención, pero que habla bien de su implicación.

Su momento más viral en el equipo bermellón tiene lugar en mayo cuando ascendió a LaLiga 1|2|3 en Anduva tras sobreponerse al Mirandés en una eliminatoria donde fue bastante superior. Steve Nash, presente en Miranda de Ebro para la ocasión, no dudó en saltar al césped para festejar un ascenso que les devolvía a la categoría de plata meses después. La afición le agradeció el gesto con gritos de "MVP, MVP", algo que le cantaron con frecuencia al otro lado del charco, donde deslumbraba cada noche.

 

"El Mallorca es un club histórico y grande. Queremos trabajar para hacer cosas más grandes", dijo ese día el canadiense, comprometido con la causa. Las sensaciones tras su aterrizaje en el escalón superior están siendo altamente gratas. El conjunto de Son Moix está por detrás del Málaga, al que puede adelantar en caso de vencer este sábado (18:00, Movistar Partidazo) tras no paladear el amargor del traspié desde hace casi dos meses.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?