El dilema de Muñiz está del centro del campo en adelante

Un contenido de:
ElDesmarque

Viernes, 18 de Enero de 2019. 21:02
Muñiz, sonriente en el Ciudad de Málaga.
Muñiz, sonriente en el Ciudad de Málaga.

La realidad es que todos los condicionantes posibles se están poniendo en el camino de Juan Ramón Muñiz a la hora de dibujar un once inicial cada semana. Estados de forma, sanciones o lesiones, más de la cuenta, están postrando sobre la mesa del técnico asturiano un sudoku que intenta solucionar cada siete días. Se cuentan con los dedos de una mano las veces que repitió alineación en jornadas consecutivas. Hay cierta profundidad de plantilla en este Málaga, por lo que el gijonés de momento sorteó bien este complejo panorama. Si no surgen imprevistos, el mercado de invierno debe otorgar nuevas armas.

Si algo parece fijo en este Málaga, por el momento, son las dos líneas encargadas de defender la portería. Munir, sin compromisos internacionales mediante, es inamovible bajo palos. El marroquí pese a su condición de titular indiscutible no baja el listón, su actuación en La Romareda le da crédito. Por delante de él, con Luis Hernández aún en la enfermería las novedades se antojan nulas. Cifu, Diego González, Pau Torres y Fede Ricca formarán la defensa. Una zaga consolidada, donde incluso el uruguayo acapara galardones.

El dilema viene del centro del campo en hacia adelante. Muñiz dispuso en Zaragoza una medular compuesta por Lacen, N'Diaye y Keidi Bare. Todos están disponibles, por lo que es factible que repitan visto el buen resultado. Sin embargo, las numerosas acciones en las que el argelino se vio superado y el buen papel de Adrián al sustituirlo abren el abanico. Como es costumbre, las alas llevan asociada la palabra incertidumbre. No estará Hugo Vallejo, lesionado de larga duración. Tampoco Ontiveros, del que no hay diagnóstico, pero que sigue fuera. En esas, Renato Santos acumuló méritos para no salir del once. Tampoco deslució Juanpi, que sustituirá probablemente al canterano granadino. Aunque parece relegado, Pacheco es otra de las opciones. Está por ver si Mula vuelve a una lista tras unirse al grupo desde hace unos días.  Sea como fuere, la dirección deportiva peina el mercado en busca de algo más para la banda.

Arriba tampoco hay plena seguridad. Blanco Leschuk es fijo mientras siga al borde de la suspensión. Harper venía siéndolo después de recuperarse de una lesión, pero el planteamiento de los tres centrocampistas le cierra la puerta. Si Muñiz no varía la hoja de ruta, partirá desde el banco con alta seguridad. Luego está Seleznyov, al que aún le falta algún entrenamiento, en palabras del entrenador malaguista, para partir en la misma línea al resto del plantel blanquiazul.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *