Málaga CF | Entrevista de ElDesmarque a Keidi Bare

Keidi Bare: "Soy futbolista 24 horas al día"

Un contenido de:
Daniel Marín / Luis G. Díaz

Miércoles, 27 de febrero de 2019. 20:37

Reportar vídeo

Keidi Bare (Fier, Albania, 28/08/1997) se ha erigido como el mejor 'fichaje de invierno' del Málaga hasta la fecha. Llegó al club desde el Atlético de Madrid a finales de agosto para jugar en el filial, pero desde el primer día Muñiz le echó el lazo y ahora es fijo en el primer equipo, donde derrocha intensidad y buen hacer en un sistema de tres pivotes que parece venirle de cine. Pese a su vida nómada con 21 años, aparenta ser un chico sereno, vive con su familia y se declara un enfermo del fútbol las 24 horas del día.

- ¿Cómo se encuentra a nivel personal y profesional?

La verdad que muy bien. Creo que es mi mejor momento, pero puedo ir a más. Hasta ahora estoy muy contento, espero seguir así.

-Han sido meses frenéticos, desde agosto ha jugado en cuatro equipos: Atlético de Madrid, Albania sub 21, Atlético Malagueño y Málaga CF. 

Lo llevo bien. El fútbol es así, hay que estar preparado para todo, cuando te toque jugar tienes que estar ahí, tanto en la selección como en el filial o en el primer equipo.

-¿Cómo se gestó su fichaje por el Málaga?

Fue el último día del plazo, el 31 de agosto. No lo esperaba, pero cuando mi representante me llamó y me dijo de venir lo tuve muy claro. Vine sin pensármelo dos veces.

-¿Qué sabía de Málaga?

Sólo vine una vez con el primer equipo del Atlético de Madrid, estaba convocado y vine con ellos. Mi representante me habló del equipo, pero no sabía que esto era como el paraíso. Aquí me siento muy bien y muy tranquilo. Me gusta muchísimo Málaga.

-Resuélvanos una duda, ¿Bare o Baré?

Es Keidi Bare. Aquí hay gente que dice Keidi Baré, pero es Bare, sin acento. O Keidi a secas.

-Y el nombre, Keidi, ¿de dónde viene?

No viene de Albania, no es un nombre típico de mi país, hay pocos. Viene por que un día mi madre con mi abuela vieron el nombre Keidi en la tele y me lo pusieron (risas).

-Desde el primer minuto gozó de la confianza de Muñiz. 

Es muy importante que el entrenador confíe en ti. Le doy las gracias a él y a mis compañeros, sin ellos no soy nadie. Ellos me ayudan a estar donde estoy.

-Le comparó con Toribio, ¿lo conoce?

Cuando lo escuché no lo conocía, pero lo busqué y lo vi en Youtube. Vi quién era y cómo jugaba, ahora está en el Alcorcón.

-¿Usted en qué jugadores se fija?

Veo a casi todos los mediocentros, me fijo mucho en Modric, en Iniesta cuando jugaba en el Barcelona. Veo a casi todos los jugadores que juegan en mi puesto. En el Atlético coincidí con Koke o Saúl. Aunque mi ídolo era Fernando Torres, que no tiene mucho que ver. De pequeño hasta tuve un Facebook que ponía 'Fernando Torres' y no Keidi Bare. Te ves compartiendo vestuario después con él... Así es la vida, da muchas vueltas.

Keidi, durante la entrevista con ElDesmarque.
Keidi, durante la entrevista con ElDesmarque.

-¿Cómo se define como futbolista?

Depende de los partidos, me gusta defender, atacar, me gusta estar en todos sitios... Me siento muy bien cuando juego cerca de la portería, pero siempre lo que el equipo necesite y el míster quiera. Me gusta defender y atacar, me gusta correr, ayudar a mis compañeros, hacer de todo.

-Encaja bien en ese sistema 4-1-4-1. 

Siempre he jugado en un doble pivote, pero aquí estamos jugando con tres y me siento más liberado, llego a la portería contraria, defiendo, ataco...

-Presiona muy alto, se comprobó ante el Dépor en la ocasión de Blanco.

Sím estaba presionando al central y al portero, que se equivocó. Al final hubo mala suerte porque no marcamos gol.

"Me gusta defender, atacar, correr, me gusta estar en todos sitios, ayudar a mis compañeros... Me siento muy bien cuando juego cerca de la portería. Siempre he jugado en un doble pivote, pero aquí estamos jugando con tres y me siento más liberado"

-En nuestra redacción le apodamos 'Pitbull', ¿qué le parece?

Me lo han dicho muchas veces, en el Atlético mis compañeros me llaman así, y aquí algunos también. A mí que me llamen como quieran (risas).

-La intensidad es una de sus virtudes, ¿igual algo impetuoso? Por el tema de las tarjetas...

En cada jugada voy al cien por cien, por eso creo que siempre me sacan amarilla. A lo mejor los árbitros también se equivocan a veces, son humanos. Pero me sorprende que en cada partido me saquen tarjeta, quizás tengan algo conmigo o igual hago yo algo mal, lo tengo que trabajar.

Keidi, relajado en el Ciudad de Málaga.
Keidi, relajado en el Ciudad de Málaga.

-¿Cómo empezó a jugar?

En la calle, en mi barrio como todos mis amigos. No nos dejaban jugar en los campos. Luego me vio un entrenador que era amigo de mi padre porque jugaron juntos, y le llamó para que entrenara con ellos. Debuté en Copa con el Apolonia, con 16 años. Allí todos los jugadores debutan muy pronto, funciona así, los que están a un nivel más alto debutan siempre.

-¿Cómo aprendió tan bien a hablar español?

Con mis amigos del Atlético de Madrid, ellos me ayudaron muchísimo. No fui a clases ni nada, sólo hablando en entrenamientos y con el equipo.

-En Albania se dice que puede entrar en la lista de la absoluta. 

Sí, puedo entrar, pero lo decide el míster (Panucci). Yo no decido nada, mi trabajo en es el campo. Ojalá sea así.

-¿Y cómo es eso que tiene pasaporte griego? 

Sí, porque con el pasaporte de Albania no podía jugar, en el Atlético no pude jugar durante dos años por eso. Mi familia vivió en Grecia, y me saqué la nacionalidad porque es más fácil jugar en Europa con ese pasaporte.

-Tiene dos objetivos importantes a corto plazo, jugar con Albania y ascender con el Málaga. 

A todos los jugadores nos gusta jugar con nuestra selección, es algo muy bonito, mi familia está allí, me da como nervio cuando voy y juego con Albania. ¿Ascender? Primero quiero trabajar bien, entrenar duro, jugar los partidos y ya luego se verá.

"¿Ascender? Primero quiero trabajar bien, entrenar duro, jugar los partidos y ya luego se verá"

-La Rosaleda le quiere. 

Sí, la verdad es que me ha sorprendido muchísimo. El partido que jugué me di cuenta que me querían, me llegan mensajes a las redes sociales... Le doy las gracias, sin la afición un jugador no es nada, y un equipo tampoco.

-¿Qué le pareció el recibimiento del pasado domingo?

En mi vida había visto eso. Me motiva muchísimo ver a la gente así en la calle, gritando. Sin la afición no somos nadie. Imagino jugar un partido sin ellos. Te pasan la pelota y no estarías motivado. Ellos te motivan, son el jugador número 12. Si ves tanta gente quiere mucho al club te da más motivo para hacerlo bien y estar más metido en el partido. En el vestuario hablamos de ello, con la afición somos mejores.

-¿Le gusta el VAR?

Creo que el fútbol está mejor sin VAR, que para mucho el partido. No me gusta el VAR.

-¿Cómo ve al equipo en estos momentos?

Estar siete partidos sin perder es muy difícil, encima en una categoría tan complicada como la Segunda, que no es como otras ligas. Veo al grupo con mucha confianza, trabajando siempre muy bien en los entrenos y en los partidos. Con trabajo se va a conseguir todo. En el vestuario todos son buenos chicos, lo vivo y eso es lo más importante.

-Muchos de los que han salido esta campaña (Héctor, Recio…) hablan de la unidad que se respira ahí dentro.

En este vestuario lo primero es la unidad. No hay dos por un lado y los otros por otro. Hay un equipo y por eso las cosas van y van a ir bien.

En este vestuario lo primero es la unidad. No hay dos por un lado y los otros por otro. Hay un equipo y por eso las cosas van y van a ir bien

-Dicen que es muy profesional, que tras cada entrenamiento le mete 45 minutos de gimnasio.

No me conformo con poco. Un jugador no tiene que trabajar sólo una hora en el campo, para seguir hacia adelante y hacer buenas cosas hay que trabajar muchísimo. Sin trabajo no se consigue nada, mi padre, que fue jugador, me dice lo mismo. Estar tumbado en casa no ayuda. Sin trabajo puedes llegar, pero puedes ser un jugador 'normal'. Con trabajo puedes llegar muy lejos, puedes hacer lo que quieras. Eso es lo primero, y luego el talento, que no significa nada sin trabajo.

-¿Cómo es su vida fuera del campo?

Soy futbolista 24 horas al día, en casa veo películas, Netflix... Siempre estoy centrado en una cosa, no quiero salir de mi profesión. Veo mucho fútbol, soy un enfermo. A todos en mi casa les gusta el fútbol. Vivo con mi familia, cuando salgo a correr y vuelvo mis padres están ahí. Eso me ayuda mucho a mirar hacia adelante. Es importante porque cuando era pequeño no viví como tal, me fui con 11 años y eso era difícil para mí y para ellos. Desde hace un año vinieron conmigo y me siento más a gusto, llegas a casa y eso te llena.

1 comentario

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *