Víctor Sánchez del Amo mandó al Málaga CF a Segunda con el Dépor

De 'bajar' al Málaga en 2006 a tratar de subirlo 13 años después

Un contenido de:
D. M.

Lunes, 15 de abril de 2019. 15:32
Víctor celebra un gol con Valerón.
Víctor celebra un gol con Valerón.

Víctor Sánchez del Amo ya es oficialmente nuevo entrenador del Málaga. Es su tercera experiencia en el banquillo y vuelve a dirigir a un equipo casi dos años después de ser destituido por el Betis. Antes estuvo en el Olympiacos y en Deportivo de La Coruña, donde también fue jugador. Como futbolista, el nuevo técnico blanquiazul se enfrentó al Málaga en innumerables ocasiones, aunque una está grabada a fuego en la mente de muchos por lo que supuso.

Pongámonos en antecedentes. Corría la temporada 2005/2006, mes de marzo. Víctor era jugador del Deportivo de la Coruña y el Málaga llegaba a Riazor en plena descomposición. Era una de las últimas balas para salir del pozo que le llevó a Segunda División semanas después. Duda adelantó a los blanquiazules en aquel lluvioso miércoles, pero después Víctor sepultó cualquier atisbo de esperanza.

El jugador madrileño ejecutó dos faltas consecutivas en un margen de 16 minutos desde el mismo lugar, una zona lejana y muy escorada a la izquierda en la línea de tres cuartos. Inaudito. Fue un mazazo para el Málaga que terminó ese partido desquiciado y con nueve hombres. Ya no levantó cabeza en toda la Liga y acabó descendiendo.

Ahora, Víctor Sánchez del Amo llega al club de Martiricos precisamente con el cometido de tratar lograr el ascenso a Primera tras la caída de la pasada temporada. La crisis de resultados le costó el puesto a Muñiz y el madrileño ha sido el elegido por la entidad para tratar de enderezar el rumbo y conseguir el objetivo.

2 comentarios

  1. Eduardo Frapolli Daffari

    Creo que lo conseguirá, es un gran entrenador y juego bonito, creo que conseguirá los 24 puntos 8 victorias de 8, 1 ya la tiene hay que conseguir 7 mas

  2. Luis

    Tarde, inoportuno y algo trágico. No creo que éste señor sea la solución, los demás también cuentan y el tiempo de reacción es exiguo. Mal, muy mal.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te avisamos de tus noticias favoritas

Suscríbete gratis y te llegarán las alertas con las noticias que más te interesan.

Elige lo que más te gusta: