Secciones

La historia de Sadiku: el primo de Xhaka que creció a base de golpes

Un contenido de:
Fran Navajas

Jueves, 26 de Septiembre de 2019. 10:02
Sadiku, durante la Eurocopa de 2016 (Foto: EFE).
Sadiku, durante la Eurocopa de 2016 (Foto: EFE).

La carrera de Armando Sadiku (Cërrik, Albania, 27 de mayo de 1991) es la de un futbolista que ha tenido que superar no pocas adversidades, tanto personales como deportivas. Él, como otros millones de personas, convivió durante el final del siglo pasado con el conflicto de Kosovo, en el que las bajas albano-kosovares se contaron por millares. Ni él ni su familia abandonaron el país, permanecieron anclados en sus raíces, las cuales el ahora jugador del Málaga CF proclama orgulloso. Fue en Albania donde comenzó su carrera deportiva, el país en el que empezó a mostrar su afán por el gol. De ahí a Suiza, pasando por la selección... aunque con varias trabas más por el camino.

Dos graves lesiones

Porque Sadiku ha tenido que superar dos graves lesiones de rodilla, ambas con el fastidioso ligamento cruzado como protagonista. La última, de hecho, le ocurrió ya en suelo español. A los pocos meses de llegar, y en la que era su primera pretemporada con el Levante, la rodilla del delantero hizo 'crack'. Ligamento cruzado y fin a su etapa en el cuadro granota, aunque no fue hasta enero de 2019 cuando abandonó la disciplina valenciana para poner rumbo al Lugano.

Sadiku, saliendo lesionado en un duelo ante el Heerenvenn (Foto: Levante UD).
Sadiku, saliendo lesionado en un duelo ante el Heerenvenn (Foto: Levante UD).

Un Lugano del que ya formó parte entre 2012 y 2014. Allí destacó, el Zúrich le echó el ojo y Sadiku cambió de escuadra. Lastimosamente, cuando mejor estaba, le llegó el primer varapalo serio de su carrera en forma de lesión. El mismo que posiblemente le ayudó a superar el sufrido en el Levante. En mayo de 2014, en un duelo ante el St. Gallen, el punta ingresó al terreno de juego en el último tramo de partido, apenas a falta de 20 minutos. Tiempo suficiente para romperse el ligamento cruzado y para que los peores presagios se confirmaran: seis meses de baja.

Sadiku, tras ser operado de su rodilla (Foto: Facebook/Sadiku).
Sadiku, tras ser operado de su rodilla (Foto: Facebook/Sadiku).

Una importante sanción en su Albania natal

Sadiku vivió un severo golpe a su carrera cuando esta se encontraba prácticamente en su génesis, aunque en esta ocasión el único culpable fue el propio Sadiku. Formando parte del Elbasani, al que llegó en agosto de 2010, la Federación de Fútbol Albanesa decidió sancionar durante dos años -además de una multa- a Sadiku. El motivo, perder los papeles tras una expulsión.

Fue en un choque ante el Laçi, en diciembre de 2010. Tras anotar uno de los goles del encuentro, Sadiku perdió los nervios después de recibir una tarjeta roja a ocho minutos del final. La edad y los nervios le jugaron una mala pasada, no midió y tuvo un fuerte encontronazo con el asistente Eduard Miho, quien le anuló un gol por fuera de juego. Sadiku se abalanzó sobre él, le empujó e insultó. La Federación no tuvo piedad y le cayeron dos años sin poder jugar en la Liga Albanesa, lo que provocó su obligada marcha a Suiza.

Sadiku celebra un gol (Foto: Facebook/Sadiku).
Sadiku celebra un gol (Foto: Facebook/Sadiku).

Los Xhaka y una Eurocopa para la historia

El arbol genealógico de Sadiku muestra que comparte raíces y sangre con los hermanos Xhaka, ambos futbolistas pero con historias dispares. A diferencia de la familia del jugador del Málaga, la de los Xhaka sí emigró a Suiza -como tantos otros albaneses-. El más conocido de los Xhaka, Granit (en la actualidad jugador del Arsenal) terminó siendo internacional con el combinado helvético. Por su parte, Taulant, juega con la absoluta de Albania, aunque pasó por las inferiores del combinado suizo. El segundo, por tanto, comparte selección con Sadiku.

Los dos albaneses vivieron un momento para la historia en la Eurocopa de 2016, la que supuso la implantación de un país pujante, pero de poco más de tres millones de habitantes, en el panorama futbolístico internacional. La casualidad quiso que los dos Xhaka y Sadiku se midieran en la fase de grupos, en un choque que terminó del lado de Suiza gracias a un gol de Schär. En dicha cita, Sadiku bien pudo arrancar un punto para Albania, pero no estuvo acertado cara a puerta.

Sadiku, festejando su gol ante Ucrania en la Eurocopa de 2016 (Foto: EFE).
Sadiku, festejando su gol ante Ucrania en la Eurocopa de 2016 (Foto: EFE).

No obstante, la gloria esperaba al delantero del Málaga. En el último partido del grupo, con Rumanía como rival, Sadiku anotaba el primer gol para Albania en una gran cita internacional. Un remate de cabeza con toda la intención del mundo y con todo un país detrás. Su celebración, alocada y cargada de sentimiento, lo dijo todo. No era un tanto más, era entrar a la historia de un país que hace 30 años tuvo que renacer de una guerra que le tocó muy de cerca.

Del Levante al Málaga

KF Turbina, KS Gramozi, Locarno, Lugano, Zúrich, Vaduz, Legia de Varsovia, Levante... y Málaga. A sus 28 años, el cuadro costasoleño representa la vía con la que Sadiku quiere, definitivamente, instalarse en el fútbol español. Su paso por el Levante, lesión mediante, no fue lo fructífero que el ariete esperaba y en el último día del último mercado de fichajes se enroló en la plantilla de Víctor. Llegó a un plantel en el que le esperaba su compatriota y amigo Keidi Bare, que hizo de cicerone. Sumó su primer gol en Miranda del Ebro, nada más llegar se hizo con una titularidad que aún no ha soltado. De él dependen buena parte de los éxitos esta temporada del Málaga. Del delantero que creció a base de golpes.

Sadiku, rematando en la jugada del gol ante el Mirandés (Foto: LaLiga).
Sadiku, rematando en la jugada del gol ante el Mirandés (Foto: LaLiga).

3 comentarios

  1. Juanma

    Pues tal y como está el patio prefiero tener soldados como Sadiku que luchen... a tener estrellitas que se quedan sin bajar sus emolumentos cuando ya no demuestran ser nadie.

  2. Diego Sanchez Tineo

    Lamantablemente es como dice Jose,Sadiku solo hay que verlo en el campo para saber que tiene poco gol de lo contrario no estaria en el Malaga, ojala me equivoque y nos de muchas alegrias aunque lo dudo, seguro que Antoñin si le dan oportunidades tiene mas gol que Sadiku.

  3. JOSE

    Pues así es, si no fuera por las lesiones y otras circunstancias no estaría en el Málaga. Aquí sólo aspiramos a traer jugadores a un hospital de campaña ... a ver si suena la flauta.

Enviar comentario Ver los 3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?