Secciones

Un once condicionado y con escaso margen de maniobra

Un contenido de:
L. G. D.

Sábado, 16 de Noviembre de 2019. 19:08

El Málaga CF viaja a Madrid con lo puesto, con lo que tiene. Víctor Sánchez del Amo ha convocado a 17 jugadores, y uno de ellos es el 'tocado' Lombán, que entra en la lista pese a no haber entrenado con el grupo en toda la semana. También regresa Sadiku, que pese a que pueda no estar al cien por cien tras completar sólo dos sesiones con sus compañeros, si está en condiciones lo normal es que sea titular en Santo Domingo acompañando a Antoñín en la delantera. Recuperaría Víctor la dupla con la que el Málaga venció al Dépor y al Oviedo de manera consecutiva.

El margen de maniobra del entrenador malaguista para conformar la alineación es escaso. En primer lugar, por las ausencias de los internacionales (Munir, Mikel Villanueva, Juanpi y Keidi Bare) y los lesionados (Renato Santos y Adrián), y en segundo término por cuestiones de reglamento. Víctor ha repetido por activa y por pasiva que contaría con más filiales si pudiera, pero la norma obliga a que haya siempre siete profesionales sobre el césped y de no ser así se incurriría en alineación indebida.

En esas, el técnico debe tener muy en cuenta la regla a la hora de elegir once. Ante el Alcorcón, una de las fichas del filial la ocupará sí o sí un portero, sea Kellyan o Gonzalo el que esté bajo palos. La defensa estaría compuesta por Cifu, Luis Hernández, Diego González y Juankar, cuatro profesionales. Por delante, de continuar con el 4-4-2 que viene utilizando, Luis Muñoz podría acompañar a Boulahroud o Benkhemassa, dejando los costados para Keko y Pacheco. Arriba, Sadiku y Antoñín. 

Si el delantero albano no pudiera ser titular por cuestiones físicas, Víctor debería cambiar de sistema o tirar de nuevo de Hicham como ariete, pero para ello debería dejar en el banquillo a Luis Muñoz. ¿Por qué? El técnico dejó claro en la rueda de prensa previa es que alineará a tres filiales como máximo en el once aunque la norma permita cuatro, pues en el caso de jugar sólo con siete profesionales, una expulsión supondría perder el partido por 3-0, como le ocurrió recientemente al Villarreal B. 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?