Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Kameni relata su calvario en Turquía: "No me dejaban ni pisar el campo"

Un contenido de:
F. N. / L. G. D.

El fichaje de Roberto, que vive un presente complicado en el West Ham, por el Málaga CF provocó que Kameni abandonara el club -en una operación en la que Cenk Gönen acabó en La Rosaleda-. Siempre argumentó que su salida no fue algo "deseado" por él e incluso se ofrece a regresar. Sea como fuere, en su momento se marchó a Turquía, a un histórico como el Fenerbahce, pero su aventura otomana terminó de la peor forma posible: apartado de la dinámica del primer equipo.

Kameni, entrenándose con el Fenerbahce.
Kameni, entrenándose con el Fenerbahce.

"Lo pasé mal porque esa situación no tuvo explicación. Llegué y al quinto partido empecé a jugar como titular: siete partidos y una sola derrota. El equipo estaba en la tercera plaza y de un día a otro volvieron a poner el mismo once y sólo me quitaron a mi. El entrenador no me dijo nada y fue bastante duro. Me tocó jugar la Copa hasta las semis, contra el Besiktas me quitó", rememora Kameni, con el que un día la comunicación, que era a través de un traductor, "se rompió".

Comenzaron a no decirle "nada" y todo acabó con el arquero apartado de la dinámica del primer equipo: "Yo no soy el futbolista que va al entrenador para preguntar por qué juego o no, cuando me pone no se lo pregunto. Seguí trabajando, se acabó la temporada y a la vuelta no me dieron ni la posibilidad de pisar el campo ni entrenar. Me apartaron sin razón. Tuve que rescindir y volver. Me dolió mucho, cuando uno está en esa situación necesita saber por qué. Si no te dicen nada, y más si lo estaba haciendo bien, es bastante doloroso".

De vuelta a Málaga... y hasta ahora

Fue entonces, una vez cortada su relación contractual con el Fenerbahce cuando decidió regresar a Málaga, ciudad que considera su casa y en la que su familia está asentada. Al llegar, todo cambió: "El día que subí al avión para dejar Estambul era el chico más feliz del mundo, volvía a casa. Llegué y al pasar el control de Policía me dijeron: "Bienvenido a casa". Es una alegría increíble volver a mi casa, aquí la familia está muy a gusto".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *