Secciones

La dura confesión del malaguista Dani Rovira: "Tengo cáncer"

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 25 de Marzo de 2020. 17:56

Las malas noticias se agolpan en el buzón de entrada en estos tiempos difíciles. Dani Rovira, uno de los rostros malagueños más conocidos en los últimos tiempos, ha anunciado que sufre cáncer. Concretamente el linfoma de Hodgkin. Así lo ha expresado el actor a través de su perfil de Instagram, donde también asegura que ha iniciado el tratamiento para combatirlo. "No me faltan fuerzas ni ganas para salir airoso de esta", asegura optimista Rovira.

El malagueño confiesa que hace semanas que ya llevaba debilitado, pero que no ha sido hasta hace unos días que recibió el diagnóstico. "Hoy es mi primer día de quimio y por delante una larga lucha contra el 'bicho'. No tengo miedo. Estoy tranquilo", aseguró.

"Hoy es mi primer día de quimio y por delante una larga lucha contra el 'bicho'. No tengo miedo. Estoy tranquilo"

Aunque no es demasiado aficionado al fútbol, inolvidable fue su monólogo en los premios de LaLiga en el que confesó: "Yo soy del Málaga". Vistió también la blanquiazul en las presentación de la exitosa 'Ocho apellidos vascos', se dejó ver en algún partido a domicilio animando al Málaga, y presentó algún evento del club blanquiazul en la primera etapa del jeque en Martiricos (ver galería inferior). Recientemente se había asomado para hacer su propio 'once de andar por casa' incluyendo a Basti (vídeo superior).

Dani Rovira jugó en el Conejitos como portero y es un reconocido deportista y amante del deporte (participó en la Titán Desert). También se ha mostrado siempre cercano con todas las iniciativas deportivas de la ciudad que le han parecido justas, como la lucha del club Ciudad de Melilla por dotar a sus instalaciones de luz eléctrica.

Desde ElDesmarque Málaga queremos mostrarle todo el apoyo posible para que gane esta batalla contra el cáncer.

A continuación, la explicación pública de Dani Rovira en sus redes sociales:

"Hace una semana que me lo han diagnosticado, aunque llevaba ya meses arrastrando cierto cansancio y malestar.
Si decido hacer esto público es porque, para lo bueno y para lo malo, soy un personaje público. Y antes de que comience el circo de especulaciones y sensacionalismo en cierta prensa y en redes sociales, prefiero ser yo la fuente principal de información.
Tengo cáncer. Ya tiene nombre y apellidos: LINFOMA DE HODGKIN.
Hoy es mi primer día de quimio y por delante una larga lucha contra el “bicho”. No tengo miedo. Estoy tranquilo. Llevaré estos meses una mochila, quizá, un poco más pesada en tiempos de incertidumbre, miedos y pandemia. Pero no me faltan fuerzas ni ganas para salir airoso de esta. Tiene buen pronóstico y los doctores me transmiten muy buenas sensaciones.
Eso sí, pasaré a formar parte de esa población de alto riesgo cuando las defensas y el sistema inmunitario empiecen a fallarme en unos días, así que tendré que cuidarme, cuidar y dejarme cuidar un poco más.
Estaremos peleando y protegiéndonos en casa, con mis tres perretes y con mi compañera de vida, Clara.
Cuento con el cariño “telemático” de mi familia y mis amigos.
Estoy en manos de unos médicos maravillosos. Confío ciegamente en ellos.
Sólo os pido que sigáis como hasta ahora. Cuidándoos los unos de los otros. Sumando solidaridad, humor, humanidad... Por mi parte, seguiremos arrimando el hombro desde casa. El humor y el amor es nuestra mejor receta.
Todo esto pasará. Ánimo a todos y todas en estos momentos complicados. Pero para eso están los retos, para superarlos y que lo aprendido nos haga ser mejores personas.
Como dijo en su día mi héroe favorito:
#SiempreFuerte 💪🏻🧡 Os quiero".

Ver esta publicación en Instagram

Hace una semana que me lo han diagnosticado, aunque llevaba ya meses arrastrando cierto cansancio y malestar. Si decido hacer esto público es porque, para lo bueno y para lo malo, soy un personaje público. Y antes de que comience el circo de especulaciones y sensacionalismo en cierta prensa y en redes sociales, prefiero ser yo la fuente principal de información. Tengo cáncer. Ya tiene nombre y apellidos: LINFOMA DE HODGKIN. Hoy es mi primer día de quimio y por delante una larga lucha contra el “bicho”. No tengo miedo. Estoy tranquilo. Llevaré estos meses una mochila, quizá, un poco más pesada en tiempos de incertidumbre, miedos y pandemia. Pero no me faltan fuerzas ni ganas para salir airoso de esta. Tiene buen pronóstico y los doctores me transmiten muy buenas sensaciones. Eso sí, pasaré a formar parte de esa población de alto riesgo cuando las defensas y el sistema inmunitario empiecen a fallarme en unos días, así que tendré que cuidarme, cuidar y dejarme cuidar un poco más. Estaremos peleando y protegiéndonos en casa, con mis tres perretes y con mi compañera de vida, Clara. Cuento con el cariño “telemático” de mi familia y mis amigos. Estoy en manos de unos médicos maravillosos. Confío ciegamente en ellos. Sólo os pido que sigáis como hasta ahora. Cuidándoos los unos de los otros. Sumando solidaridad, humor, humanidad... Por mi parte, seguiremos arrimando el hombro desde casa. El humor y el amor es nuestra mejor receta. Todo esto pasará. Ánimo a todos y todas en estos momentos complicados. Pero para eso están los retos, para superarlos y que lo aprendido nos haga ser mejores personas. Como dijo en su día mi héroe favorito: #SiempreFuerte 💪🏻🧡 Os quiero.

Una publicación compartida de @ danirovira el

1 comentario

  1. Diego sanchez

    Esto lo superas CAMPEON mucho animo para los momentos dificiles que te quedan, pero tu eres fuerte y saldras adelante, Vamoooosssss.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *