Buenacasa: "No pienso irme antes de terminar, estoy a muerte con el equipo"

Viernes, 01 de Mayo de 2020. 19:06
Buenacasa, en un amistoso frente al Krasnodar (Foto: Málaga CF).
Buenacasa, en un amistoso frente al Krasnodar (Foto: Málaga CF).

Sergio Buenacasa sorprende de manera grata en el trato, un joven educado y con un discurso plagado de reflexiones interesantes. Tras salir de su Zaragoza natal, pasó por las canteras del Barça y de la Juventus, para luego tener que volver a reinventarse. Las lesiones le pusieron varias zancadillas a la carrera de un delantero con cierta proyección. En enero llegó al Málaga CF para darle un nuevo impulso a su trayectoria, en un cruce de caminos. Le impresionó el club de Martiricos, al que quiere darle alegrías. "He contado cosas que nunca hablé", dice antes de despedirse de ElDesmarque Málaga tras una conversación profunda y que sirve para conocerle mucho mejor.

-¿Cómo lleva el confinamiento?

Bien. Creo que tenemos mucha suerte, ni mi familia ni yo tenemos ningún problema de salud que es lo importante. Me ha tocado pasarlo en Málaga, no lo he podido pasar en Zaragoza con la familia, pero lo he llevado súper bien. He estado con mi pareja. Si ahora miro atrás y pienso que han pasado 50 días, no me da la sensación de que fueran tantos. Aunque sí que es verdad que a la vez se hace largo y pesado.

-¿Qué es lo que más le ha pesado?

Al final yo, por lo menos en mi casa, soy muy casero. A entrenar por la mañana y por la tarde a estar en casa. Tenemos la rutina de levantarte, desayunar e irte a entrenar y luego volver a comer. Una rutina de cuidarte un poco y se echa de menos. Si el confinamiento se hiciera pero pudiéramos salir a entrenar para nosotros no sería nada duro. Los futbolistas echamos de menos trabajar porque es lo que nos gusta hacer y eso es lo que a mí por ejemplo más me ha costado.

-¿Qué es lo que más le ha hecho desconectar?

No sabría decirte. He pasado esta cuarentena haciendo ejercicio, intentando mejorar en la cocina, jugando a la Play con los amigos de Zaragoza, viendo muchas series... 'La casa de papel' me acuerdo que en un día o dos casi nos la acabamos. Vivir al día para que se pase más rápido.

Buenacasa, entrenando en casa durante el confinamiento.
Buenacasa, entrenando en casa durante el confinamiento.

-¿Qué enseñanza le ha dejado este tiempo?

Ahora valoras mucho más echarte un café en una terraza con un amigo, le das valor a pequeñas cosas que tenías de libertad y que nos han quitado de la noche a la mañana. Parece que muchos se han ahogado. En ese momento valoras lo que has tenido y no le dabas valor. Ahora piensas por ejemplo en las ganas que tienes de ir al cine y meterte un bol de palomitas con los amigos y echar un café o ir a la playa. Se echan de menos cosas tan sencillas y tan diarias...

-Es curioso, pero lo que más se echa de menos son las personas.

Exacto. Lo único amargo que recalcaría es no poder estar con la familia. Seguramente, desde que estaba en Italia no he pasado 50 días sin ver a mi familia. Al final es eso, la familia, los amigos... No poder viajar, que no puedan venir a verte.

"Siendo un crío y estando primero en el Barça y luego en la Juve haciendo la pretemporada con el primer equipo seguramente te haces una película en tu cabeza que no es real"

-Parece que la vuelta del fútbol está más cerca.

Sí, eso parece, a ver si es verdad. Tenemos poca información y supuestamente durante estos días se van a aclarar más cosas sobre el tema de los test y demás. Vamos a ver qué pasa. Es difícil de entender que en Francia acaban de cancelar la liga y nosotros estemos hablando de volver. No sabes cómo pueden tomarse medidas tan diferentes. Es Sanidad la que tiene que hablar y decir que está todo bien o al menos, que hay el mínimo riesgo. Yo, hablo por mí, tengo unas ganas locas de volver a competir, de volver a jugar y de volver a entrenar porque es mi trabajo, pero también lo que más me gusta hacer. Veremos cómo acaba todo.

-¿Su postura es la de terminar la temporada?

Mi postura es lo que digan. Entiendo que nadie nunca se ha visto en esta situación y no debe ser fácil tomar las decisiones que están tomando y las que están por tomar. A unos les gustarán y a otros no, seguro que hay quejas porque son situaciones en las que seguramente no salga nadie beneficiado. Hay que priorizar la salud y en cuanto haya mínimo riesgo, para adelante. Son ellos los que de alguna forma me tienen que dar la información.

-¿Cuál es su opinión en el debate de los test?

Nosotros somos conscientes de que hagamos lo que hagamos se nos puede criticar. Mi punto de vista es que nos van hacer unos test unas empresas privadas que paga LaLiga. Se genera cierto debate porque hay gente de la sanidad pública que está en primera línea que no se lo van a hacer. Cosa que no me parece bien, obviamente, lo primeros son ellos. Es un tema que hemos hablado y no estamos de acuerdo en que se nos haga a nosotros y a la gente que está día a día dando la cara no. No si no nos los hacen a nosotros se los van a hacer a ellos. Si nosotros tenemos que volver a jugar, entre otras cosas para ayudar a que sea más llevadero, pues lo hacemos. Si nos ponen a mano unos test no veo el por qué no. Respeto el que diga que sí y el que no. Nosotros vamos a hacer lo que nos digan como muchos trabajadores.

-Si se vuelve será a puerta cerrada, ¿jugó alguna vez?

Experiencia no he tenido mucha, pero recuerdo ver el Valencia-Atalanta. Ya por la tele parecía un mundo distinto no me quiero ni imaginar jugando. Es verdad que afea mucho el fútbol. Imagínate un play off, con un equipo para ascender y que lo tenga que hacer a puerta cerrada. Para mí la afición es lo más importante del fútbol y siempre lo he dicho a mis amigos. Cuando empecé a jugar en Segunda e ir a campos bonitos, para mí lo mejor era ir a campos como La Rosaleda, con 25.000 personas o ir a La Romareda o El Molinón. El público es el que hace el fútbol y lo vamos a echar de menos. No es de agrado para nosotros ni para el público jugar a puerta cerrada, pero es una ocasión excepcional y hay que hacerlo.

Buenacasa, frente al Zaragoza (Foto: Paco Rodríguez).
Buenacasa, frente al Zaragoza (Foto: Paco Rodríguez).

-Hablando de la vuelta al fútbol, ¿tantas ganas tiene de volver al césped?

Han sido un par de años complicados con lesiones. Desde que llegué a Málaga tuve ese pequeño aviso en el segundo partido y he intentado recuperarme de esas pequeñas molestias e ir ganando minutos y confianza. Creo que lo estaba intentado hacer como en el último partido contra el Zaragoza. Ahora todo empieza de cero otra vez. No vale de nada, el fútbol no tiene memoria. Ahora volveremos a empezar y a pelear por ganarme un sitio y tener minutos. Con mucha ilusión porque esta mala temporada por decirlo de alguna manera acabe de la mejor manera posible e intentar hacerlo lo mejor que pueda para el Málaga.

-¿Le ha afectado mucho el momento del parón?

Sí, pero a todos, a cada futbolista realmente. Quitando algunos casos como Hazard que parece que va a llegar a competir en liga y que si no no lo hubiera hecho. Frena mucho. Un jugador metiéndose ya en abril y sufre este parón.... creo que no ha pasado nunca y no sé cómo van a responder los jugadores, porque no sé si tendremos que jugar muchos partidos seguidos. Ahora tenemos como una mini pretemporada después de un parón, espero que las lesiones nos respeten. Personalmente sí, más que nada por las ganas de trabajar, que venía en un buen momento e iba a más. En cuanto volvamos igual, a seguir para arriba.

-Hablaba de dos años de lesiones, ¿qué aprendió?

Que esto del fútbol es muy complicado y hay que tener mucha suerte. Llegan en momentos que no lo quieres nunca, no son buenos, pero especialmente a mí... Fueron en dos pretemporadas a punto de empezar la liga cuando estaba en un buen momento. Me ha enseñado que hay que seguir, que no hay que rendirse, lo tengo más que aprendido. También por las circunstancias que yo he tenido, como pasar de la Juve al filial del Zaragoza y luego meterme en Segunda B con el Barakaldo y volver a ganarme un sitio en Segunda. El fútbol es un deporte donde hay que trabajar a diario como un loco y más si te lesionas, que trabajas el doble. Son unos años cortos de profesión, intensos, pero muy bonitos. El momento que viví con el Mallorca del ascenso esa sensación no la sé ni describir, es un momento de felicidad enorme. Son las cosas que tiene el fútbol, su lado bueno, como los ascensos que duran poquito. Las lesiones son el lado malo, que duran un poquito.

-¿Tanto le cortó su proyección?

Sí, un poco sí. Cuando me había encontrado bien, a un nivel bueno de verdad, que llego al Mallorca y hago una gran pretemporada me pasa que la semana antes de empezar me rompo el quinto metatarsiano. En una acción desgraciada de apoyar mal el pie y tener una fractura. Desde ahí he notado que me ha costado mucho y ha sido como nadar a contracorriente con las sensaciones físicas. Obviamente no me encontraba bien después de tres o cuatro meses parado, cuesta porque el equipo sigue creciendo y tú estás por debajo porque acabas de volver. Cada vez que he intentado darle caña y ganarme minutos es normal que me haya costado más. Las lesiones son complicadas, pero además en Segunda hay grandes jugadores. Encima me tocaron vivir vestuarios muy fuertes. En el Mallorca ascendimos y para lo que estuve lesionado tuve minutos. La Ponfe tiene un equipazo, igual parecía que no porque es un recién ascendido. El Málaga también lo tiene pese a que este año está siendo complicado, pero ves la plantilla y no tengo dudas desde el día que llegué de la calidad de este equipo. Creo que vamos a acabar mejor.

"Estoy deseando que se pueda volver a jugar cuando antes y darle un poco de alegría al Málaga porque me siento un poco en deuda"

-¿Algún consejo le marcó?

En ese momento un poco te aíslas porque entrenas al margen en el gimnasio o en la piscina. Todos los compañeros se acercan y los que tienen más experiencia te cuentan y tú te das cuenta de que en el fútbol esto es diario, hay muchas lesiones por desgracia. Todos han pasado. Me contaban lesiones de rodilla, ligamentos, pubalgia... Eso te anima porque han estado lesionado y ahora son leones. Escuchar a los que más años llevan siempre ayuda.

-¿Fue difícil tener que volver a empezar tras dejar la Juve?

Fue complicado sobre todo mentalmente, venía un poco revuelto de emociones. Siendo un crío y estando primero en el Barça y luego en la Juve haciendo la pretemporada con el primer equipo seguramente te haces una película en tu cabeza que no es real. Es muy complicado hacerte un hueco en el primer equipo de la Juventus, es muy difícil. Cuando fui a Zaragoza tuve momentos complicados porque creía que merecía más oportunidades y no las tuve. Ya salí al Barakaldo revuelto, con un poco de sensación de injusticia, y quizá eso me dio fuerzas para hacer un gran año y empezar de cero. 'Empiezo aquí y no tengo nada perdido ni ganado, empiezo de cero y a ver qué pasa'. Así lo sentía y todo se puso de cara. La gente del club confiaban a muerte en mí, me lo transmitieron desde el primer momento. Me sentí en el sitio justo, en el momento justo. Eso hizo que la temporada fuera tan buena.

-Habla de pájaros, pero eso hay que vivirlo para darse cuenta. 

Ahora doy más valor a los consejos de los veteranos. Ahora me doy cuenta con 24 años que acabo de hacer que con 17 pensaba que lo sabía todo. Ya lo veo hoy desde otro punto de vista y dentro de unos años lo veré de otro, seguro. Por eso siempre me intento dejar aconsejar. Es una sensación para vivirla porque seguro que junto al ascenso esa pretemporada con la Juve es lo mejor que me ha tocado vivir en el fútbol.

-¿Es real lo que se vive en esas grandes canteras?

En el Barça te acostumbras a las instalaciones o lo excesivamente mimados que estábamos. Los entrenamientos están super estudiados, hay mucho nivel, y luego vas a Segunda B y ves que la realidad es otra. Es un contraste, pero te lo puedes tomar a bien o mal. De la forma que protestas por todo y le ves el lado malo a todo. Piensas que tú entrenabas así o hacías lo otro... O piensas que es lo que te toca y que dentro de lo que cabe es lo mejor que tienes y vas a muerte con eso. Creo que es la forma correcta y es lo que hice.

-Ahora está en el Málaga, ¿por qué?

Me parece un equipo top, que este año le ha tocado pasar uno de los peores momentos. Desde el momento en el que Manolo Gaspar me llamó y me demostró que contaba conmigo y me explicó el cómo y el por qué me quería no me lo pensé dos veces. Un club con la estructura del Málaga, con la afición que es una gozada. Me había hablado muy bien Erik Morán, que estuvo aquí el año pasado y es muy amigo mío y aún así me ha sorprendido. Es brutal el apoyo que nos están dando a pesar de no estar en el mejor sitio en la tabla como seguramente deberíamos estar. Aún así están a muerte con nosotros. Es una suerte vestir la camiseta del Málaga, todos mis amigos y familiares me piden una camiseta porque es un equipo muy grande que hace nada jugaba Champions. Ahora me toca a mí defenderla y lo hago con un orgullo inmenso.

"Es una suerte vestir la camiseta del Málaga, todos mis amigos y familiares me piden una camiseta porque es un equipo muy grande que hace nada jugaba Champions. Ahora me toca a mí defenderla y lo hago con un orgullo inmenso"

Buenacasa, entrenándose en La Rosaleda (Foto: Paco Rodríguez).
Buenacasa, entrenándose en La Rosaleda (Foto: Paco Rodríguez).

-También ha alucinado con La Rosaleda.

Recordar que es un campo que has visto muchas veces por la tele y nunca había estado. La primera impresión fue natural, me chocó porque lo vi grande, es un estadio de Primera División. Me imaginé al momento allí, para eso soy un romántico. Sueño todas las noches con meter 30 goles en La Rosaleda si te soy sincero. De alguna me visualicé allí, me imaginé con La Rosaleda llena. Me gustó la idea.

-Da la sensación que en Málaga ha encontrado el lugar para sacar su mejor versión.

Sí, desde luego. Aquí me encuentro súper bien, a ver cómo se da la vuelta. El equipo es brutal. La calidad humana del vestuario es incuestionable. Cuando hay momentos difíciles más se une y llegué a un vestuario unido y me intenté acoplar de la mejor manera posible. Me llevo estupendamente con mis compañeros. Con la gente del club brutal también el trato. Estoy muy feliz y muy a gusto aquí. Por eso estoy deseando que se pueda volver a jugar cuando antes y darle un poco de alegría al Málaga porque me siento un poco en deuda de que haya sido yo uno de los tres refuerzos del Málaga. Tengo ganas de hacer algo bonito y hacerles ver que también tengo cosas que enseñarle.

-¿No le asustaron los problemas institucionales?

Más que lo que leía, me podía llegar o me podía montar de una situación tan dramática, confiaba en la palabra de Manolo. Cualquier duda que tuviera era con él con quien la debía hablar. No creo que tuviera estar leyendo cosas porque eso seguramente no era la realidad, yo quería confiar más en las palabras. Todo ha estado saliendo mejor y la gestión es buenísima en una situación realmente complicada. Fueron sinceros conmigo y por eso confiaba a muerte en las palabras del club y en que esta oportunidad era buena para mí. Por eso creía que el Málaga era mi destino para estar cinco meses o más tiempo y dar un salto de calidad con el equipo.

-Hace hincapié en las palabras de Manolo, ¿qué marcó la diferencia?

Es una persona de fútbol, ha vivido grandes años en el Málaga. También tengo alguna persona de confianza que me había hablado muy bien de Manolo. Él me hizo ver que iba a tener un papel de importancia en el Málaga porque había poca gente en ataque y que iba a tener oportunidades. Él confiaba en mis condiciones y creía de verdad que podía hacer cosas buenas.

-¿Ve entonces el Málaga un sitio para un futuro?

Ahora mismo no me lo planteo, pero sí que es un sitio para estar más tiempo. Estoy encantado con el club y estoy muy a gusto. Si se diera la opción... Por ejemplo el Mallorca no contara conmigo o acabara contrato y el Málaga fuera uno de esos equipos que quisiera contar conmigo. Yo ya sabría de primera mano que Málaga es uno de esos sitios donde sí querría estar. En el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar, nunca digas nunca. Ya veremos lo que hago yo en estos cinco meses, lo que haga el Mallorca y también el Málaga. En todo eso veremos qué situación de futuro se da.

-Su cesión acaba el 30 de junio, ¿si LaLiga se alarga más estaría dispuesto a seguir jugando con el Málaga?

Sí claro, es mi objetivo. LaLiga se irá más del 30 de junio por las fechas que están dando para volver. En teoría, no hay nada aprobado. Sí claro, es mi objetivo. Venía con la idea de hacer una buena segunda vuelta en el Málaga y no me pienso ir antes de que eso pase. Si el equipo tiene que acabar más tarde yo estoy a disposición. Estoy en Málaga y llevo 50 días preparándome porque el club se ha encargado de traernos material deportivo para entrenar. Estoy a muerte con el equipo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *