El día de la madre malaguista: "Me dice que voy a pagar las multas porque lo engordo"

Un contenido de:
ElDesmarque

Sábado, 02 de Mayo de 2020. 12:07
Adrián, Kellyan, Tete e Iván Jaime, junto a sus madres de niños (Fotos: Málaga CF).
Adrián, Kellyan, Tete e Iván Jaime, junto a sus madres de niños (Fotos: Málaga CF).

Mayo empieza con fuerza. El segundo de sus días ha traído deporte a las calles; vida, en resumen. El tercero, en esta ocasión (el primer domingo), será el día de las madres. Esta vez será diferente, no todos podrán pasar la jornada con sus seres queridos por culpa del coronavirus, pero siguen existiendo las vías para la felicitación. Madre no hay más que una, se suele decir, aunque esta ocasión el Málaga CF nos trae cuatro. Cuatro madres de cuatro malaguistas (Adrián, Iván Jaime, Kellyan y Tete Morente) que nos dan detalles de cómo son sus hijos, cómo eran de niños o cómo sufren en los días de partido.

Merche, madre de Adrián, cuenta que se ve con su hijo "todos los días a través de la pantalla" durante el confinamiento, destacando que cada día de partido lo vive "con muchísima tensión desde la mañana y siempre confiando en que van a ganar". Hay tiempo para hablar de gastronomía, de los platos favoritos. Mercedes, madre de Kellyan, toma la palabra: "Él tiene platos favoritos y son todos los que yo le hago. Yo siempre he cocinado, desde que era pequeño, y se lo hago y siempre que se va dice que las multas las voy a pagar yo porque lo engordo".

El cancerbero fue de pequeño, como se suele decir, un 'trasto': "Tiene trastadas para hacer un libro. Jugaba al escondite y no se lo decía a nadie. Él se escondía y decía: 'Pues ya me encontraréis y si no pues ya veremos a ver'. Meterse entre las sillas y la mesa era lo que le gustaba. Vaciar los armarios de la cocina y meterse dentro. Esconderse dentro de una estantería. Se metió dentro de una, se tapó, se quedó durmiendo y menos mal que habíamos cerrado la puerta porque casi avisamos a urgencias. Desde tirar por el balcón todo lo que había, y cuando digo todo es desde la mopa hasta el tapón de la olla express".

Tete, otro torbellino

Un caso similar es el de Tete. Su madre, Lourdes, recuerda un caso concreto: "Un día me dio un susto bueno. Se fue a casa de una amiga y se fue al piso de una chiquilla que vivía en el piso de enfrente sin decirme nada. Yo buscándolo por todos lados, pegando en todos los porteros para ver dónde estaba y toda la urbanización buscando a mi Antonio. Claro, yo nunca buscaba en casa de ninguna chiquilla, me empeñé en ir donde había niños. Llamé a la policía porque a la hora y pico el niño no aparecía. Después de dos horas de estar buscándolo con la policía, lo veo venir del piso de enfrente, que venía de casa de una chiquilla, Cristina, que se había ido a ver una película con sus padres".

Lourdes ahora es más feliz después de que su Antonio, como ella dice, esté más cerca de ella. "Cuando me dijo que venía a Málaga no me lo podía creer, la verdad. Estamos muy felices porque podemos compartir mucho más tiempo", destaca. Por su parte, Mónica, la madre de Iván Jaime, resalta de su hijo que es "muy cabezota" y el hecho de que hagan deporte en casa junto al malaguista: "Dos o tres veces en semana por la tarde hacemos pilates juntos. Alguna mañana me gusta ponerme con él a entrenar, aunque muchas veces me va corrigiendo ejercicios y, evidentemente, no puedo llevar su ritmo".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *