Casi 500 minutos sin recibir gol: la defensa del Málaga, digna de elogio

Un contenido de:
F.N.

Miércoles, 08 de Julio de 2020. 22:40

En una categoría tan imprevisible como LaLiga SmartBank, en la que cualquier detalle marca diferencias, lo que Sergio Pellicer ha conseguido a nivel defensivo es digno de elogio. Son 476 minutos los que el Málaga CF acumula sin recibir un gol, desde que en el 64' del partido ante el Extremadura Zarfino echara un jarro de agua fría que hoy parece de otra época. Porque desde entonces han pasado cinco partidos -que se dice pronto- sin que el Málaga haya tenido que sacar el balón de su portería. Un ejercicio pertinaz en defensa, alimentado por una línea de tres compacta y dos carrileros que viven de fábula en ese contexto. Pasó el Dépor, otro equipo más que se fue sin hincarle el diente al Málaga.

El citado gol de Zarfino, unido al sufrimiento final aquella tarde en La Rosaleda, llevó a Pellicer a rescatar lo que fue un recurso en Tenerife cuando el equipo se vio con un jugador menos. Así, sin dejar apenas fisuras, se presentó en el Anxo Carro y desde entonces todo ha seguido igual. Girona, Rayo, Albacete y Deportivo comprobaron lo difícil que es hacerle ocasiones a este equipo. Y, cuando llegan por aciertos del rival o algún error propio, ahí está Munir. El Zamora de la competición ha encontrado su mejor nivel tras el fallo del primer día poscoronavirus frente al Girona.

Ismael Casas, ganándole una disputa a Beauvue (Foto: LaLiga).
Ismael Casas, ganándole una disputa a Beauvue (Foto: LaLiga).

En este esquema el colectivo prima por encima de todo, aunque a nivel individual hay varios nombres a destacar. Quizá el que más lo haga sea Juande, un canterano que juega como un veterano y que se ha convertido en esencial para Pellicer. En compañía de Lombán, líder por derecho propio, y de Diego González como tercer espada atrás en el 'once de gala'. Pero es que el equipo tiene los automatismos tan definidos que, en ausencia del chiclanero, aparece Ismael Casas y se come el partido a mordiscos con una confianza tremebunda. Muchos ingredientes para un cóctel defensivo que acerca al Málaga a la salvación.

Pellicer lo pone en valor

"Cuando un equipo es solido a nivel defensivo, demuestra dos razones: un equipo solidario, jugadores con alma para defender, que está en la esencia de cada uno, y el creer. Y eso es muy difícil hoy en día. A veces se acierta y otras no, pero tiene mucho mérito que un equipo como este tenga esta solidez defensiva", resumía Pellicer sobre el trabajo defensivo tras ganar al Dépor. Un Pellicer que, a falta de efectivos y estando con un ojo en la enfermería y otro en la clasificación, ha sabido fortalecer a su equipo desde la retaguardia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *