Un boquerón entre bambalinas en Lugo: "El músculo del Málaga es su cantera"

José Mari, en el Lugo en la actualidad, y como jugador del Málaga (Foto izquierda: CD Lugo).
José Mari, en el Lugo en la actualidad, y como jugador del Málaga (Foto izquierda: CD Lugo).

Nació por azar en Mérida hace 35 años, pero se considera “malagueño de vena de toda la vida”. “¿No se me nota en el acento?”, bromea. José Mari Isaac es un boquerón entre bambalinas en Lugo, rival del Málaga este viernes en La Rosaleda. Llegó de la mano del marbellí Jorge Rodríguez de Cózar, coordinador del área deportiva lucense, y ejerce una labor de bisagra entre la primera plantilla y la dirección deportiva.

Paseó su zurda nómada por media España, pero fue en el Málaga donde empezó a atarse las botas hasta que Manel Casanova lo reclutó para el Espanyol. Es curioso porque José Mari jugó la famosa final de Cambrils en el bando contrario. Luego volvió, siguió su formación, y debutó con Marcos Alonso en Segunda, en el campo del Hércules. Ocho partidos en aquella convulsa 2006/2007, que ahora compara con la actual, y un gol sobre todos los recuerdos en uno de los campos más humildes en los que ha jugado el Málaga desde su resurgimiento, el del Vecindario.

“Vuelvo a un sitio donde fue feliz”, rememora José Mari con su desparpajo de siempre en una entrevista telefónica con ElDesmarque, en la que destaca la enésima irrupción de la cantera en un contexto propicio para ello. Él lo sabe mejor que nadie, porque lo que ahora viven Ismael, Juande o Ramón, entre otros, ya lo experimentó él de corto en Martiricos en otra época de arcas sin fajos. Su testimonio es, por tanto, más que interesante.

- ¿Cómo se desenvuelve un boquerón en tierra de percebes?

Muy bien, la rutina es sencilla porque tengo a mi familia aquí. Por la mañana llevo a los niños al cole y estoy con el equipo en el campo, como un auxiliar técnico. Por la tarde voy a la oficina y le echo una mano a la dirección deportiva. Estoy un poco en todo, y entre medias la familia.

- ¿Entonces cuál es su función exacta en el Lugo?

A día de hoy estoy como analista, pero llegué con Jorge Rodríguez de Cózar como adjunto a él en la secretaría técnica. Es lo que hice en Marbella cuando fui segundo de Fernando Esteve y en la dirección deportiva con Jorge. Esa figura. Analizo al rival con el cuerpo técnico, y también el análisis propio de nuestros partidos. Paso más tiempo como auxiliar técnico.

- Rodríguez de Cózar fue clave en su llegada.

Llegué con él, sí. Ya tenía experiencia de trabajar en Segunda y como segundo entrenador. Aquí empecé con Juanfran, y luego a Natti le gustó como trabajaba. A Jorge lo conozco de Marbella, donde llevaba al alevín cuando dejé de jugar. Me propuso entonces que fuese segundo entrenador con Fernando Esteve, el típico enlace del vestuario con la dirección deportiva, es como una figura intermedia pero abarco varias cosas. Me lo ofreció y empecé con él. Luego salimos todos del Marbella, Jorge se fue al Córdoba y yo con Fernando Esteve al Burgos. Como curiosidad le diré que el último Lugo-Málaga yo lo vi aquí, ya estábamos trabajando aunque no lo sabía nadie y no quise levantar la liebre. Pasé desapercibido.

- Suele viajar con su equipo, así que estará en La Rosaleda.

Sí, aunque no estaré en el banquillo porque Nafti ha venido con su segundo. Me pondré detrás en la grada o arriba en una cabina para la edición de vídeo y estando en contacto con ellos. Haré lo que me pida.

- ¿Qué le supone volver?

Para mí es especial, el Málaga ha sido un club que me dio todo cuando salí de Marbella, el que me formó en la residencia en los años que estuve y el que me dio la oportunidad de debutar en Segunda. Recuerdo los partidos en casa, sobre todo uno contra el Nacional en pretemporada. Fue un sueño jugar allí, la ilusión de cualquier canterano del Málaga que llegue. Lo disfruté y recuerdo mucho aquello desde dentro. Voy a un sitio donde fui feliz.

"Fue un sueño jugar allí, la ilusión de cualquier canterano del Málaga que llegue. Lo disfruté y recuerdo mucho aquello desde dentro. Voy a un sitio donde fui feliz"

- Inolvidable su gol lejanísimo en Vecindario.

Eso es un recuerdo para toda la vida, ¡mi primer gol en Segunda! Era una falta lejana, quise ponerla fuerte para un posible remate, pero la fuerza del balón, el viento, el campo y el portero que ayudó… Al final entró. Íbamos 1-0 perdiendo, y el gol fue al final en el 83. Si no hubiéramos ganado en Vecindario se hubiera empezado a tensar la cuerda de Muñiz. Hubiera temblado todo.

- Guardará aquella camiseta con el 39…

¡Las tengo todas! La del debut, la del gol… No teníamos ni patrocinador en el pecho, solo el escudo. Y también muchas fotos, contra el Castilla, Tenerife, varios partidos en casa…

- Luego tuvo una trayectoria nómada hasta que volvió a casa para jugar en el Marbella.

Donde más tiempo pasé fue en mi último tramo en Marbella. Pasé por muchos sitios. De todo saco algo positivo, la gente que conoces, los campos, las ciudades... Te vas enriqueciendo. En Marbella fueron años muy felices, me sentí arropado con mis amigos y familia. Los años de Marbella los recuerdo con mucha felicidad. Y luego como entrenador. De las cosas más bonitas las he vivido en Marbella.

- ¿Cómo le va al Lugo? La llegada de Nafti fue balsámica.

Llegamos en buena dinámica. Mehdi (Nafti) conectó bien con el vestuario, llegó con las ideas claras, tiene una idea de ver el fútbol que cala rápido. El jugador cree en él rápido. Ha funcionado. Llegamos en buena dinámica, es duro meternos mano. Tenemos nuestras armas y trataremos de provocar las carencias del Málaga. Fuera de casa hemos perdido los dos últimos partidos, es verdad que uno fue en Cornellá, y el otro en Alcorcón, que fue un accidente. Nunca habíamos dado una sensación así. Fue más un accidente, un día malo.

"Mehdi conectó bien con el vestuario, llegó con las ideas claras. El jugador cree en él rápido. Ha funcionado. Llegamos en buena dinámica, es duro meternos mano", avisa

- ¿Y al Málaga cómo lo ve?

La verdad que bien. Me quedo con el último partido. Vi un equipo intenso, que me gustó bastante. Conozco bien a los jóvenes como Joaquín o Cristian. Son gente joven con hambre. Me gustó bastante. Tiene un poco de similitud con nuestros años, por los problemas. Ahí está la virtud, una el club, de poder dar estabilidad; y otra la dirección deportiva, que han unido piezas malagueñas que sienten el escudo. Eso y la cantera, que siempre sale a la luz. Tiene mucho mérito, desde fuera de Málaga se ve un club que lo está dando todo por la gente de Málaga y que está apretando los dientes y sacando la situación adelante.

- Gente de Málaga y de la cantera. Sabe de lo que habla.

Es que con el abanico de mercado que tiene, el músculo que refuerza esta situación es la cantera. En otro contexto, jóvenes como Ismael o Larrubia, por ejemplo, no tendrían una proyección como tienen ahora. Se dan las circunstancias, y el Málaga está preparado y lleva años trabajando la cantera. Hay chicos preparados para sumar, no tengo dudas.

 "Con el abanico de mercado que tiene, el músculo que refuerza esta situación es la cantera. En otro contexto, los jóvenes no tendrían una proyección como tienen ahora"

- ¿Con Manolo Gaspar coincidió?

Sí. Yo estaba en el juvenil, y cuando Antonio Tapia nos subía a entrenar con el filial él estaba allí. Me llevo muy bien con él, y siempre que me lo cruzo en algún campo lo saludo.

- Este viernes se verán en La Rosaleda, ¿qué partido espera?

Uno muy competitivo, cada uno con sus armas. Tenemos que tener cuidado. Será un partido igualado, los dos estamos en buen momento y se va a decidir en detalles, porque los dos equipos están trabajados y tienen las cosas claras. Preveo un partido igualado.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *