Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

El asterisco de enero y un nuevo pretendiente para Cristo González

Un contenido de:
D.M.

Queda algo más de un mes para que se abra de nuevo la ventana de invierno y se vuelva a hablar de fichajes. El Málaga CF, a día de hoy, no tiene ningún margen de maniobra para incorporar futbolistas porque, básicamente, tiene cubiertas las 18 fichas que le permite LaLiga por sus excesos pasados en el tope salarial. Así, a no ser que la patronal consienta la inscripción de alguna ficha más (el club trabaja en esta posibilidad desde antes de que cerrara el plazo de verano), o que se produzca alguna salida en forma de baja, cesión o venta de alguno de los profesionales actuales de la primera plantilla, el Málaga no podrá incorporar jugadores, al menos con licencia del primer equipo.

Eso no quiere decir, obviamente, que la dirección deportiva del club esté parada o no prevea situaciones de llegadas que se puedan generar en las próximas semanas o meses. Una de ellas, no es un secreto, es la de Cristo González, un futbolista por el que se negoció hasta el tramo final de mercado pasado y que no acabó viniendo por falta de hueco federativo. Es verdad que el Udinese se mostró reacio a la propuesta de ficha compartida aun con bonus de rendimiento, pero, como suele pasar, se fue ablandando con el paso de las horas. Para entonces el Málaga ya tenía su palabra dada a Joaquín Muñoz, que pudo salir prestado del Huesca a última hora gracias al fichaje de Sandro Ramírez. Un encaje de bolillos hasta el último minuto.

Pero las brasas con Cristo González no se apagaron. El propio Manolo Gaspar no lo escondió en entrevistas posteriores al mercado: “Necesitábamos otra pieza y teníamos claro que por organización y por plantilla necesitábamos otro banda. Traer a Cristo para mi ego y para mi imagen hubiese sido la bomba, pero el Málaga necesitaba un jugador de banda de las características de Joaquín". El resumen es que, si hay una opción de mercado y unas carencias deportivas en la actual plantilla que se puedan paliar con Cristo, el club lo tiene en lo alto de sus prioridades. Claro que ahora no es el único equipo que lo pretende.

Ser Tenerife, quien adelantó las negociaciones con el canario, ha apuntado que el Real Oviedo, que rivalizó con el Málaga en algunos fichajes el pasado verano, está seriamente interesado en sus servicios. Cristo apenas ha jugado unos minutos con el Udinese en la Copa (al final tampoco se fue al PAOK) y sólo ha competido con el equipo filial (dos partidos y dos goles), por lo que en Italia se le busca una salida en forma de cesión. Quieren los Pozzo, eso sí, que el club que lo fiche asuma su salario completo, y eso, según las mismas fuentes, es lo que negocia el director deportivo carbayón Francesc Arnau. De modo que el Málaga tendría exigencias económicas y competencia directa en el caso de poder y querer retomar la negociación con Cristo González en la próxima ventana de fichajes.

Cristo González, en su presentación con Udinese.
Cristo González, en su presentación con Udinese.

2 comentarios

  1. Oú oú

    Y si somos realistas y nos conformamos con que no se nos lleven a Chavarría y acabar en mitad de tabla esta año? O seguimos sin aprender

  2. JOSE

    Sería un buen refuerzo para el mercado de invierno ...

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *