Pellicer cumple un año al frente del Málaga: 12 meses, 12 imágenes

Un contenido de:
F.N. / D.M.

Pellicer, saludando a Shaheen durante la etapa del americano en Málaga.
Pellicer, saludando a Shaheen durante la etapa del americano en Málaga.

Sergio Pellicer está de aniversario. Este 11 de enero cumple un año como primer entrenador del Málaga CF, banquillo que ocupó en principio de forma interina tras la destitución de Víctor Sánchez del Amo y al que terminó afianzándose gracias a los buenos resultados que sirvieron para amarrar la salvación el año pasado, en primer lugar, y transitar de forma relativamente cómoda en la presente temporada en LaLiga SmartBank. 12 meses que han dado para mucho, incluso para salvar el puesto gracias a un gol de Adrián frente al Numancia y en el que le tocó lidiar con el parón y el reinicio de la competición tras la pandemia. También con una transición compleja el pasado verano de un vestuario que mutó casi por completo tras el ERE deportivo.

En este tiempo se ha ganado al vestuario y al grueso de la afición. De perfil amable y alejado de declaraciones grandilocuentes, Pellicer ha encendido la mecha de múltiples canteranos que ahora son capitales para la primera plantilla. Más allá de los puntos, esa sabiduría y confianza en la cantera ha sido uno de sus grandes puntales durante este año en el Málaga. En cuanto a números, con él al mando el Málaga ha disputado 41 partidos con un balance de 14 victorias, 16 empates y 11 derrotas. Aprovechando esta celebración, en ElDesmarque Málaga queremos resumir su estancia en el banquillo del primer equipo con 12 imágenes que resuman estos 12 meses.

Pellicer dirigía al Atlético Malagueño antes de ocupar el banquillo del primer equipo. Su último partido con el filial, una victoria por 2-1 ante el Mancha Real en los campos de la Federación Malagueña.

El despido de Víctor propició el cambio. El club apostó de forma provisional por Pellicer, que en sus primeras comparecencias siempre señaló habló de esa interinidad que finalmente tuvo una continuidad.

El Málaga-Ponferradina fue su primer partido al mando del Málaga. Un duelo difícil por el contexto y la necesidad que resolvió Antoñín con un gol en el inicio. Tres puntos capitales en un encuentro en el que también debutó Juande.

A Pellicer le tocó lidiar en su primeros meses en el Málaga con el incatalogable Richard Shaheen. El norteamericano se dejó ver en los entrenamientos en actitud cercana con Pellicer, al que sin embargo estuvo a apenas unos minutos de sustituir de su cargo.

Porque de no ser por el gol de Adrián ante el Numancia, que dio el triunfo sobre la hora, Shaheen tenía decidido reemplazar a Pellicer y tenía un par de técnicos en la recámara, uno de ellos Luis Fernández. A su vez, también tenía preparado el fichaje de un director deportivo alemán, Olaf Rebbe.

En el mejor momento del Málaga el pasado año llegó la pandemia y el parón. El propio Pellicer supervisó la reestructuración de las instalaciones de La Rosaleda antes de volver al trabajo. Todo cambió y le tocó, al igual que al grupo, adaptarse a una nueva realidad.

Siempre fiel a los suyos, Pellicer se nutre de un cuerpo técnico eminentemente autóctono. En la imagen superior aparece junto a su segundo, Manolo Sánchez, que le suplió esta campaña tras la expulsión y posterior sanción del de Nules.

El club, ya bajo la gestión del administrador judicial y la de un Manolo Gaspar liberado tras la entrada de José María Muñoz en la gestión deportiva, decidió ampliar el contrato de Pellicer y su cuerpo técnico por un curso. Su vínculo expira al final de la 20/21.

Si por algo se ha caracterizado en este tiempo Pellicer ha sido por ser un técnico trabajador y metódico en el día a día. "El esfuerzo es innegociable", repite con asiduidad. Y él ha predicado con el ejemplo desde el primer minuto.

Durante el pasado verano le tocó lidiar con una situación más que complicada. En plena reestructuración deportiva, con un ERE de por medio, lideró una pretemporada en la que había jugadores que tenían fecha de caducidad, algunos recién llegados y muchos canteranos. Capeó el temporal con nota.

Sergio Pellicer se ha mostrado como un entrenador dialogante durante su año como primer entrenador. Con jugadores propios, rivales y compañeros de profesión. En rueda de prensa, siempre comedido.

Su confianza en la cantera ha sido total y eso ha provocado que jugadores como Ismael Casas, Ramón o Juande hayan pasado a ser capitales. Son sólo algunos nombres de los muchos que han tenido minutos con él, no le ha temblado el pulso a la hora de apostar por las joyas de La Academia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *