El motivo por el que Ramón jugó con las medias agujereadas

Un contenido de:
F.N. / D.M.

Ramón Enríquez disputó los 45 minutos que Pellicer le dio ante la Ponferradina con las medias agujereadas a la altura de los gemelos. La imagen, que acompaña a estas líneas, puede resultar sorprendente pero en los últimos tiempos es algo que se ha generalizado en el mundo del fútbol. Y no por un toque estético o porque el tejido sea de mala calidad, hay un motivo médico detrás de todo esto. Ramón, como otros jugadores de primer nivel como Neymar, Kyle Walker, Gareth Bale o Danny Rose, entre otros, desajustan de ese modo la compresión en sus piernas para permitir un mejor ejercicio de la musculatura de la zona. Dicho de forma rápida, para que no se le 'suban' los gemelos.

El foco comenzó a ponerse en este asunto a raíz de la figura de Bale, que ha padecido a lo largo de su carrera varias lesiones de sóleo y, durante su etapa en el Madrid, dejó la imagen de las medias agujeradas a la altura del citado músculo. Agujeros más pequeños que los dos que lució Ramón ante la Ponferradina, descubriendo de forma absoluta ambos gemelos y mostrando que, además de la media, utiliza también calcetines que precisamente alcanzan la mitad del gemelo. Una fórmula más que los futbolistas, entre ellos Ramón, han encontrado para aliviar la tensión muscular y ayudar a la prevención de calambres y lesiones.

Ramón, con las medias agujereadas (Imagen: LaLiga y José María Ponce).
Ramón, con las medias agujereadas (Imagen: LaLiga y José María Ponce).

Lo que puede parecer una innovadora moda tiene esta explicación detrás, aunque bien es cierto que explorando en internet se pueden encontrar cortes de todo tipo que invitan a pensar que no hay una ciencia exacta en la materia. Los hay que hacen varios agujeros de arriba a abajo, del mismo tamaño y con la misma separación, y los hay como Ramón que hacen un único agujero pero de importantes dimensiones con la idea de evitar contratiempos musculares.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *