Fallece Manel Casanova (Málaga CF) | Un legado incalculable
Secciones

El legado incalculable de Casanova

Un contenido de:
ElDesmarque

Lunes, 07 de agosto de 2017. 07:46

Reportar vídeo

El legado se puede medir en dinero, en recuerdos, en estructuras. Desde que llegó en 2011 a Málaga después de varias décadas como una referencia en el Espanyol, Manel Casanova dotó a la incipiente Academia de un sello propio. Hubo, cierto es, más fondos para reclutar jugadores de fuera de Málaga, pero por encima estaba el ojo clínico de Casanova. Como le definió Raúl Tamudo, uno de sus más ilustres descubrimientos, "un hombre que no iba ni a casa, siempre estaba viendo fútbol". Así ha sido como nos ha dejado, mientras veía fútbol...

En jugadores, son varios los reclutados por Casanova que debutaron en el primer equipo. El próximo en partido oficial será Álex Mula, titular ahora mismo para Míchel en medio de la pretemporada. Fichado en 2012, con 16 años, desde el Espanyol, el catalán escribía por las redes sociales una emotiva carta de despedida para "a quien le debo todo en el fútbol".
Echando la vista para atrás, encontramos a Fabrice Olinga, que echó un cable el año de la Champions y que sigue siendo el goleador más joven en la historia de la Liga, aquel tanto en Balaídos que valió un triunfo al inicio de la 2012/13. Dejó 500.000 euros en su marcha.
Otro jugador africano, En-Nesyri, también fue captado tras el visto bueno de Casanova. "Llegó junto a otros tres jugadores a coste cero, con un pacto por su compra para el final de temporada. Con él nos negamos a esperar a final de año y lo fichamos nada más verlo porque marcaba muchas diferencias", explicaba Casanova sobre el reclutamiento del jugador marroquí.
En el haber del impulsor de la Academia también está haber reconquistado a Ontiveros a Málaga después de que el Betis prescindiera tras un incidente en la cantera. "Cuando llegué me puse en la cabeza recuperar a todos los malagueños que había desperdigados por Andalucía. Él fue uno de ellos. Lo vimos un día en Villanueva del Trabuco, me gustó mucho y pensé 'éste será muy difícil de traer'. Tuvo problemas en la residencia bética y no dudamos en aprovechar la oportunidad", explicaba Casanova cuando Ontiveros tuvo sus primeros chispazos en la élite: "A mí dame a Ontiveros, siempre. Ya trataremos de enderezarlo".
En rentabilidad económica, Sergi Darder (12 millones de euros) y Pablo Fornals (11) no tienen parangón entre los 'hijos' de Casanova. Darder vino a Málaga después de que saliera del Espanyol, adonde había llegado bajo su tutela desde Mallorca. Había sido internacional sub 17 y en Málaga, con Schuster y Gracia, volvió a la sub 21. Tres años en Martiricos y un buen dinero en las arcas.
También le birló Casanova al Espanyol a Fornals, que llegó en 2012 a Málaga. Descollaba en el Castellón, ya jugaba con juveniles siendo cadete. En el campo de San Fernando de Burriana, donde se disputaba la final de la Copa del Rey juvenil entre el Espanyol y el Málaga, se llevó el título el equipo perico y a Fornals el Málaga.
A nivel de resultados, bajo la batuta de Casanova, el Málaga ha sido campeón de España cadete y juvenil, con la gran generación de 1997 (Ontiveros, Luis Muñoz, Samu Casado, Arturo, Kuki Zalazar, un año menor...), que incluso jugó la UEFA Youth League. Tiranizó tres años en la Mediterranean International Cup (MIC) juvenil y el Málaga empezó a competir con regularidad en el extranjero y en torneos de postín 
Los arriba citados no son los únicos jugadores que trajo, obviamente. Kuki Zalazar, Kellyan García, Arturo... Y los que vendrán por abajo. Se quedó, eso sí, Casanova con una espina clavada, la de no poder retener a Brahim. "Tratamos de luchar, le ofrecimos un contrato con objetivos, objetivos deportivos, le aseguramos que si se quedaba jugaría en Primera con 16 años. Algo que en Inglaterra no podía tener. Vimos que era un niño diferente, un jugador con una gran visión de juego. Comienza tres pasos por delante de los demás. Sigo viendo sus partidos, es algo especial", decía Casanova sobre el joven proyecto de crack mundial malagueño. El ojo, como casi siempre, no le había fallado.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?