Málaga CF - Real Betis | Análisis jugadores uno x uno | Comunio
Secciones

El naufragio, hombre a hombre

Un contenido de:
F. G.

Lunes, 18 de diciembre de 2017. 22:18

Reportar vídeo

El Málaga naufragó ante un Betis que tampoco es que hiciesa nada del otro mundo. Mal en lo colectivo desde que llegó el 0-1 y peor aún en lo individual. Muy pocos futbolistas se salvan de la quema tras perder este partido y de esta manera. El entrenador también estuvo horrible a la hora de reaccionar y tomó decisiones disparatadas.

Roberto: Su primera noche negra con el Málaga. Había cuajado grandes actuaciones y seguramente era el mejor jugador del equipo en toda la temporada. Pero falló claramente en el 0-1 y se tragó el gol fantasma de Joaquín.
Rosales: Tuvo actitud y no paró de intentarlo. Trató de producir en ataque. En defensa resolvió como pudo a pesar de que no contó con muchas ayudas.
Luis Hernández: De más a menos, como el equipo. Sigue desconcertando que a veces parezca un defensa infranqueable y otras todo lo contrario.
Baysse: Echó narices y anduvo cerca del gol en algunas subidas de jugadas a balón parado. Pero su lentitud en ciertos momentos le condena y le hace un central corriente.
Diego González: Jugando de lateral zurdo, demasiado hace. Es honrado en el esfuerzo pero limitado para labores así. El Betis sabía que por ahí el Málaga sufriría y entró con suma facilidad por ese costado.
Recio: Peor que en otras ocasiones. Acabó desesperado y se perdió en intentar hacer de sí mismo y de otro mediocentro más. Tanto campo que abarcar provocó que terminase con problemas musculares.
Adrián: Algo desorientado el rato que estuvo en el campo. Le viene largo jugar en el doble pivote a pesar de que su mejor versión haya llegado ahí en otras citas anteriores. Al menos, da lo que tiene. Luego está el tema de la expulsión... Mejor ni opinar.
Keko: Comenzó bien en cuanto a motivación e intensidad. Generó algo de peligro y ayudó a dificultar la salida del balón del Betis. Perdió fuelle y repercusión en el derbi hasta que fue sustituido.
Chory Castro: Poco se le puede achachar. Está mostrando una dignidad tremenda en cada partido. Le salga mejor o peor, no escatima en esfuerzos. Le tocó jugar una hora en el doble pivote porque Míchel quiso. Ni un pero a su actuación.
Peñaranda: Encaró poco y cuando lo hizo casi nunca ganó la partida. Iba al alza pero ni aporta tangibles ni intangibles. Terminó siendo pitado por La Rosaleda al ser sustituido.
Borja Bastón: Desesperante. Estuvo todo el partido en el campo. Carreras a ninguna parte, ninguna fiereza ni trascendencia en el juego. Su partido se refleja en el balón que le puso Keko en la primera parte y que dejó pasar ante sus ojos.
Diego Rolan: Regresaba después de su enésima lesión. Ni rastro del delantero que deslumbró ante el Athletic. Sólo busca su propio brillo en cada acción. Individualista hasta el extremo, se pierde en conducciones absurdas, no muerde y elige casi siempre la peor opción.
Ontiveros: Sigue teniendo oportunidades saliendo como teórico revulsivo. Sí, todo el mundo sabe que tiene algo en su interior, pero a la azotea no llega. Otro como Rolan. Debería mirarse en Joaquín para saber lo que es un futbolista.
En-Nesyri: Entró con ímpetu, encarándose a un rival, entrando fuerte a por un balón en el área. Y ya. Otro como Ontiveros que no entiende que esto es fútbol profesional. Cuando no suma, resta.
Míchel: En ruedas de prensa dibuja una realidad paralela. Repitió planteamiento y le salió bien hasta que marcó el Betis. Ahí demostró que el equipo no está bien preparado a pesar del manido mantra de que esto es lo que hay. La apuesta por Chory Castro en el doble pivote por Adrián fue un disparate. Mal en los cambios y sin aportar nuevas soluciones.


 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?