Paso adelante del CB Marbella (70-66)

Un contenido de:
ElDesmarque

Domingo, 08 de Diciembre de 2019. 11:42
Adri Fuentes, en un momento del duelo (Foto: CB Marbella).
Adri Fuentes, en un momento del duelo (Foto: CB Marbella).

Lo importante era ganar y se ganó. El CB Marbella cumplió uno de los dos objetivos que tenía ante Círculo Gijón Baloncesto. Los azulones se llevaron la victoria por 70-66 en un encuentro que llegó a ganar hasta por 18 puntos, pero que los visitantes, tirando de experiencia y de acierto exterior, remontaron hasta ponerse a cuatro puntos falta de 15 segundos. Aunque el 'average' particular entre ambos se queda del lado gijonés, el triunfo permite al CB Marbella seguir ascendiendo en la clasificación.

El CB Marbella afrontaba un partido crucial para sus aspiraciones futuras. Con la clasificación cerca de empezar a romperse tras una primera vuelta llena de sorpresas y emoción, el Círculo Gijón Baloncesto llegaba al Carlos Cabezas como una seria amenaza para los de Javi Florido. Empezó dando primer el conjunto azulón, con un primer parcial de 7-2 que animaba a los asistentes a creer en la victoria.

Con Adri Fuentes moviendo la nave y Bruno Diatta colgándose del aro a la primera que podía, los locales se sentían bien sobre el parqué. No tardó Gijón en armarse y remontar con un Menéndez imparable, que con 9 puntos daba consistencia al juego asturiano. El duelo con Álex Navajas se avecinaba interesante. Físico, rebotes y mucha lucha, el malagueño salía victorioso del primer periodo dándole la primera ventaja a su equipo (18-15).

De repente, una diferencia holgada

Nacho Galán ya sabía que su Gijón no iba a tener una tarde sencilla, pero tenía que dar mucha guerra todavía a un CB Marbella enchufado. Abrió la la lata exterior precisamente un extra motivado Martyce Kimbrough, que se enfrentaba a sus ex y quería dejar clara su evolución y liderazgo en el equipo marbellero. Con dos triples seguidos y dos puntos más de Pablo Ibáñez, el CB Marbella se ponía 11 puntos por encima (34-23), pero entraba en juego un Adón que hasta el momento estaba desaparecido. Su irrupción significó que volvieran a tener protagonismo ofensivo los visitantes, que con un 0-5 obligaban a Florido a pedir tiempo muerto porque se les echaba encima (34-28). Así, volvía a engrasarse la máquina azulona para poder tierra de por medio al descanso, con un estratosférico triple de Taylor Cameron cuando el tiempo llegaba a su final (41-30).

Los terceros periodos siempre condenan al CB Marbella y lo tenía bien apuntado Florido a la salida de los vestuarios. Con la lección aprendida de los últimos partidos, un 4-0 de salida posibilitaba soñar con un partido plácido (45-30) con anotaciones de Navajas, hasta entonces el mejor, y Adri Mayor. No dio su brazo a torcer el conjunto asturiano, que tras verse contra las cuerdas tiró de Portugués, Poyatos y Menéndez para con un 0-14 de parcial volver a creer en la victoria y colocarse tan solo a dos puntos (46-44) con todo un mundo por jugarse. Se salvó por los pelos de ir perdiendo al último cuarto, aprovechando una técnica a Nacho Galán. Un tiro libre de Martyce Kimbrough y la irrupción en el partido de Lucas Muñoz -un triple y una falta en ataque forzada- frenó en seco a Gijón, que se vio en un abrir y cerrar de ojos perdiendo 52-44.

El duelo particular se marcha a Gijón

El último periodo se avecinaba interesante, con los dos equipos metidos de lleno por el triunfo. Un triple de Kimbrough y un 2+1 de Pablo Ibáñez volvía a dar una ventaja más que cómoda al equipo de Florido (59-44). El +15 en el marcador parecía la sentencia para un Gijón al que apenas le quedaba gasolina, aunque sí mucha experiencia y saber estar en este tipo de situaciones. A base de defensa conseguía correr y poner en aprietos a Marbella, que se confió demasiado en que el partido estaba cerrado y ante estos equipos nadie sabe lo que puede pasar. Menéndez volvía a aparecer en escena para martillear una y otra vez bajo el aro a los azulones, que veían como su renta de 15 puntos pasaba a ser de tan solo cuatro puntos en el último minuto.

El 'average' del partido de ida (80-75 para Gijón) había que remontarlo como fuera, pero la victoria era lo primordial y así lo dejaba claro el técnico local en su último tiempo muerto. Con 70-63 anotaba Gijón desde el exterior y reducía a cuatro (70-66) con la última bola para CB Marbella. Se la jugó Adri Fuentes, que vio pasillo para anotar a placer, pero la defensa se colocó bien y consiguió taponar el balón. Así, la victoria se quedó en Marbella, que era lo importante, sobretodo de cara a la visita a Ponferrada la semana que viene en el último viaje antes de las vacaciones de navidad (70-66).

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *