Secciones

La simbólica visión del escritor Carlos Sisí con el 'Campamento de Carranque'

Domingo, 29 de Marzo de 2020. 14:04

Nos tiene preocupados el coronavirus. Decir lo contrario sería vivir de espaldas al balcón. Es el tema del momento. El único, tal vez. Hay formas en cada casa de afrontarlo, va en cada persona, en cada familia, en cada contexto. Algunos se enganchan a las noticias y viven conectados con el dominante reloj de la actualidad. Otros prefieren aislarse con alguna ficción, siendo el género apocalíptico, curiosamente, uno de los más requeridos. Se ha filmado y escrito mucho sobre pandemias, fines del mundo y zombis turuletos, pero destacamos la exitosa saga 'Los Caminantes', del madrileño Carlos Sisí. Lo hacemos, aparte de por su calidad literaria y pulso narrativo, porque la trama se desarrolla en las calles de Málaga.

En ese sentido, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Pero sí hay un componente profético, más bien visionario, en su obra. Sisí, afincado en Málaga, cuenta en sus libros cómo la ciudad ha sido tomada por muertos vivientes. Desde Calahonda (Marbella) al Santuario de la Victoria. Desde Calle Beatas hasta la Plaza de la Merced, o hasta Carranque. Sí, hasta Carranque, en boga estos días a nivel nacional porque se va a convertir más pronto que tarde en un hospital de campaña. Un recinto deportivo adecuado a las vicisitudes del momento y que albergará unas 400 camas entre sus diferentes estancias para trasplantar al sistema de otro pulmón sanitario como el de IFEMA en Madrid.

Volviendo a la ficción, si nos permiten, es Carranque el eje de la obra de Sisí. En sus instalaciones montan los protagonistas, los supervivientes, su campamento. El lugar donde construyen su nueva vida, su mini urbe (la Alexandría de 'Walking Dead'), y donde comienzan la reconquista de Málaga, empleando para ello el sistema de alcantarillados, la ciudad paralela y subterránea. Carranque se convierte en fortaleza por su ubicación geográfica perfecta, por su 'amurallado' y también por su cercanía con el hospital, aspecto que, tornando a la realidad, no se nos queden en los zombis, también es determinante.

Así que la obra de Sisí, muy recomendable para quien pueda separar la cáscara del fruto en estos días difíciles, y que ya se está guionizando para ser adaptada al cine, también tiene su simbólica carga visionaria con Carranque, que tanto bueno le va a hacer al sistema y que tanto bueno le hizo a los protagonistas de 'Los Caminantes'.

Imagen de Carranque y portada del primer libro de la saga.
Imagen de Carranque y portada del primer libro de la saga.
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *