Gran Canaria - Unicaja Baloncesto | Eriksson y la mala defensa

Eriksson sentencia a un Unicaja sin defensa (85-76)

Un contenido de:
Alberto Rubio

Sábado, 16 de marzo de 2019. 22:31
Eriksson lanza a canasta ante el Unicaja (Foto: ACB Photo / M. Henriquez).
Eriksson lanza a canasta ante el Unicaja (Foto: ACB Photo / M. Henriquez).

El Unicaja cayó en su visita al Herbalife Gran Canaria. En un duelo de necesidades, el empuje local fue mayor en busca de la victoria mientras que el deprimido equipo cajista apenas mostró defensa durante los primeros 25 minutos y no fue capaz de parar a Marcus Eriksson, que les castigó con 26 puntos.

Los dos primeros cuartos tuvieron una lectura similar, sin defensa no se va a ningún lado. La lectura de cualquiera que hubiese visto este primer tiempo es que el Unicaja no jugó tan mal, porque es cierto que se le vieron hacer buenas cosas. Hubo un arranque de los que suele ofrecer Wiltjer, anotando tres triples sin haber roto a sudar, hubo varias acciones positivas de Suárez y asistencias a los pívots notables. La diferencia viene cuando se echa en la balanza la parte negativa.

Un equipo que quiera aspirar a ganar un partido no puede encajar tantos puntos. Debe defender más. Porque Gran Canaria sumaba con poca oposición. Y cuando el Unicaja se atascaba, como ocurrió en cinco minutos entre el final del primer cuarto y el arranque del segundo, se daba un parcial de 15-3 que comenzaba a romper el electrónico (34-22).

El intento de remontada en los minutos que faltaban para el descanso fue imposible de llevar a cabo por el mismo problema, la defensa. Herbalife Gran Canaria se fue a vestuarios con 49 puntos en el zurrón, demasiado (49-36). Además, en la última jugada Rabaseda caía sobre la pierna de Boatright al robarle el balón y el americano era atendido en la pista y se marchaba a vestuarios con claros signos de dolor.

Al arranque del tercer cuarto, Wiltjer y Lessort intentaban liderar la remontada, pero encontraban respuesta por parte de Eriksson y Balcerowski. Pasaban los minutos y la diferencia no se mostraba por debajo de los diez puntos.

Shermadini es taponado al intentar anotar ante el Herbalife Gran Canaria (Foto: ACB Photo / M. Henriquez).
Shermadini es taponado al intentar anotar ante el Herbalife Gran Canaria (Foto: ACB Photo / M. Henriquez).

Tardó 25 minutos en aparecer algo de defensa

Un rayo de luz apareció en los instantes finales del parcial, pues el Unicaja supo aprovechar que el Gran Canaria se dedicó a darle la bola a Eriksson durante unos minutos, y el sueco no estuvo fino, para ponerse a tiro. Los triples de Salin acercaron a su equipo hasta los tres puntos (60-57). Pero Pedro Martínez supo parar el partido, reordenar ideas y, gracias a la inspiración de Hannan, reponer la decena de diferencia para encarar el último cuarto (69-59).

Casi tres minutos tardaron en subir al electrónico los primeros puntos del último cuarto. Fue un triple de Milosavljevic, que pudo dar alguna ilusión, pero tardó poco en cargarse las opciones cajistas Marcus Eriksson, quién si no, con dos triples. Tuvo su última opción el Unicaja con dos tiros abiertos que pudieron apretar la contienda, pero los lanzamientos de Salin y Waczynski no fueron acertados y finalmente la victoria terminó cayendo del lado canario (85-76).

 

Ficha técnica:

Herbalife Gran Canaria 85 (22+27+20+16): Hannan (12), Wiley (8), Balcerowski (9), Vene (0), Strawberry (15) – quinteto titular – Eriksson (26), Balvin (4), Paulí (2), Rabaseda (0), Radicevic (-), Tillie (5) y Oliver (4).

Unicaja Málaga 76 (19+17+23+17): Boatright (0), Díez (0), Milosavljevic (8), Wiltjer (17), Lessort (8) – quinteto inicial – Waczynski (8), Salin (12), Roberts (9), Suárez (4), Shermadini (10) y Okouo (-).

Árbitros: Calatrava, Castillo y Rial. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro perteneciente a la jornada vigesimotercera de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 5.794 espectadores.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *