Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

El Unicaja se desmelena en una tarde de doble alegría (63-92)

Un contenido de:
ElDesmarque

Gerun y Francis Alonso festejan una canasta (Fotos: acb Photo / E. Casas).
Gerun y Francis Alonso festejan una canasta (Fotos: acb Photo / E. Casas).

El Unicaja Baloncesto vapuleó al Casademont Zaragoza a domicilio (63-92) después de firmar un partido convincente, sobre todo en una segunda mitad en la que encontró su ritmo y rompió el marcador. Anotación repartida en los de Luis Casimiro, que dejaron una actuación con tintes corales en una tarde de felicidad doble. Y es que regresó Jaime Fernández, al que quizá no se esperaba esta viernes y que sin embargo estuvo en pista casi 10 minutos. Se necesitaba el triunfo para seguir escalando en la ACB en tres días frenéticos para los cajistas, que este domingo se miden al Obradoiro en el Carpena.

Comenzó desconectado el Unicaja en los primeros minutos, siendo Zaragoza el que lideró el marcador en esos compases iniciales. Lejos de encontrar ritmo tanto ofensivo como defensivo, fueron los triples los que engancharon a los de verde e hicieron entonar a sus piezas clave. En esa faceta, de nuevo Francis Alonso capitalizó las mejores cifras. Suma y sigue el canterano, cada vez con más peso. La que se ha ganado. Sin un dominador claro, y con los errores predominando sobre los aciertos, el camino al descanso reflejó un marcador igualado (47-47).

A partir de ahí, todo cambió. Y lo hizo para mejor para el Unicaja, que encontró grandes soluciones para el ataque y trastabilló las opciones ofensivas del Casademont Zaragoza. El parcial de salida de 0-14 en el tercer cuarto precipitó que los maños perdieran su norte y se precipitaran en lanzamientos lejanos. No les entraron y poco a poco Unicaja creció en su confianza. Dejó minutos de calidad, con buena circulación en ataque y variedad de opciones. Una versión convincente que perduró durante toda la segunda mitad.

Al inicio del último cuarto estaba todo muy encarrilado, aunque faltaba rematarlo (55-68). Donde otras veces el Unicaja se hubiera zancadilleado a sí mismo, esta vez pisó el acelerador y se desmelenó. El equipo se soltó y llegó a estar 30 puntos arriba con el 54-84. Zaragoza sacó la bandera blanca y, pese a ello, el Unicaja no cejó en su empeño de saborear unos minutos que aumentan los registros y la confianza. 34 puntos hizo en el último cuarto, un arsenal importante que permitió la victoria más contundente de lo que llevamos de temporada.

-Ficha técnica:

63 - Casademont Zaragoza (13+24+8+18): San Miguel (-), Ennis (7), Brussino (8), Barreiro (7), Thompson (14) -cinco inicial- Seeley (3), Javi García (-), Rupnik (8), Benzing (3), Konaté (5) y Hlinason (8).

92 - Unicaja (19+18+21+34): Alberto Díaz (2), Francis Alonso (16), Bouteille (10), Deon Thompson (11), Guerrero (6) -cinco inicial- Waczynski (19), Carlos Suárez (-), Brizuela (7), Jaime Fernández (1), Abromaitis (12), Gerun (8) y Nzosa (-).

Árbitros: Peruga, Padrós y Merino. Excluyeron a Benzing (m.35)

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza a puerta cerrada.

Casimiro y la defensa tras el descanso

En sala de prensa, Luis Casimiro puso en valor el trabajo defensivo tras el intermedio. "El partido ha estado muy igualado en el primer tiempo, donde no hemos sido capaces de encontrar el ritmo defensivo, pero estoy muy contento con el segundo, donde hemos realizado un gran trabajo defensivo. Hemos estado muy concentrados, sin cometer errores en defensa y dominando el rebote", dijo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *