Unicaja Baloncesto | Shermadini | claves del cambio en su juego

Las claves del cambio de Shermadini

Un contenido de:
Alberto Rubio

Jueves, 18 de octubre de 2018. 14:48

Reportar vídeo

El pívot del Unicaja Giorgi Shermadini, MVP de la tercera jornada de la Eurocup, está recuperando el nivel de juego que mostró hace dos temporadas en Andorra y que hizo que muchos equipos, entre ellos el Unicaja, quisieran hacerse con los servicios del georgiano. Tras no pasar un buen año el curso pasado, Shermadini vuelve a ser un jugador dominante en la pintura y coge protagonismo a las órdenes de Luis Casimiro.

Entre los motivos que han podido ser claves en la mejora del rendimiento del pívot cajista, cabría destacar los siguientes:

Tiempo de Adaptación

Suele ser habitual en muchos deportistas que el segundo año den un rendimiento mejor que el primero. Suele ser algo que va uno al carácter del jugador. En el caso de Shermadini, es un hombre algo tímido, lo que quizás pueda restarle a la hora de adaptarse a la llegada a una nueva ciudad y un nuevo equipo. Ahora se le ve mucho más cómodo e integrado, como pudo verse en pretemporada con una comida de equipo en su casa tras la victoria en la Copa de Andalucía.

Shermadini es felicitado por Wiltjer tras una canasta (Foto: ACB Photo/A. Martínez)
Shermadini es felicitado por Wiltjer tras una canasta (Foto: ACB Photo/A. Martínez)

Protagonismo en ataque

Shermadini está asumiendo más protagonismo en el ataque del Unicaja. Los números son muy elocuentes. En toda la temporada pasada en Liga Endesa, su media de lanzamientos a canasta era de cuatro tiros por partido, teniendo su tope en nueve intentos en el partido ante Herbalife Gran Canaria, con una media de 17 minutos jugador por choque.

Sin subir mucho su tiempo en pista, ya que en las cuatro jornadas disputadas hasta el momento en liga esta temporada acumula 20 minutos de media, su cuota de lanzamientos a canasta ha crecido hasta los ocho tiros por encuentro. Y en Eurocup, si bien no se prodigó mucho en los dos primeros choques, ante el Mornar Bar lanzó a canasta hasta en 15 ocasiones, una de ellas atreviéndose, y acertando, desde la línea de 6,75. El georgiano estaba inspirado y sus compañeros supieron explotar su estado de gracia.

Shermadini pelea un balón ante Herbalife Gran Canaria.
Shermadini pelea un balón ante Herbalife Gran Canaria.

Comodidad en defensa

Esta temporada se está viendo a un Shermadini que no sufre tanto en defensa. Joan Plaza le exigía defender en la ayuda sobre el base rival a muchos metros del aro propio. No es el hábitat habitual del georgiano y era muchas veces castigado con faltas, lo que también le llevaba al banco y le hacía estar bastantes minutos fuera. Ahora, Casimiro le pide que salga al pick and roll pero quiere más su intimidación en la pintura. Está más cómodo e incluso ha sido capaz en los dos últimos encuentros de robar cuatro bolas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *