Iberostar Tenerife - Unicaja Baloncesto | Revista de prensa | Decepcionó

Decepción total y unánime

Un contenido de:
ElDesmarque

Viernes, 15 de febrero de 2019. 11:25
Casimiro, ofuscado ante el Tenerife (Foto: ACB Photo).
Casimiro, ofuscado ante el Tenerife (Foto: ACB Photo).

Decepcionante. Fue el adjetivo más utilizado para describir la sensación que dejó el Unicaja tras su derrota ante el Iberostar Tenerife en los cuartos de final de la Copa del Rey. Mal partido de los cajistas, que fueron inferiores a su rival en todo momento, como así recogen los medios en sus crónicas.

La Opinión de Málaga: “Ni un sorbo de esta Copa”

“El Unicaja fue peor en todo. Colapsado en la pintura, se limitó a lanzar de tres una y otra vez (34 intentos y sólo 12 aciertos), mientras que huyó de la zona (26 tiros en total). Sin rebote (23-35 para los insulares), sin pasar dentro la bola (10 contra 18 asistencias)€ el partido fue un baño en toda regla. Del Iberostar al Unicaja. De Vidorreta a Casimiro. De San Miguel y Bassas a los bases verdes. De Iverson y Abromaitis a los pívots. De todo bicho viviente este jueves maldito en el Wizink Center (69-103 en valoración)”.

Málaga Hoy: “Un baño y para casa”

“Un Unicaja muy decepcionante pasó de manera fantasmagórica por la Copa del Rey. El Iberostar Tenerife le sacó de la competición con normalidad burocrática, como si él fuera el equipo superior, dominando desde el primer minuto de partido, sin que el Unicaja fuera capaz de sacar al rival del guión que habían diseñado Vidorreta y su equipo. Una sensación de impotencia sobrevoló el WiZink Center durante 40 minutos. Casimiro y sus jugadores fueron enjaulados por el rival y no hubo manera de revertir la situación, ni siquiera de dar réplica y competir hasta el final. Una reacción postrera maquilló el marcador (88-78), pero no engaña. Fue un partido horrible, al nivel de los peores de la temporada”.

Sur: “La decepción como rutina en la Copa”

“Se va convirtiendo en costumbre, pero no por eso deja de ser una decepción absoluta. El Unicaja agrandó su historial negativo en la Copa del Rey al caer ayer derrotado frente al Iberostar Tenerife (88-78) de forma incontestable. No hubo color, y eso es lo más triste. No tuvo opciones de victoria en ningún momento, o al menos no pareció que los jugadores del equipo malagueño mostrasen el deseo de ganar. No es propio de un equipo como el Unicaja mostrar esa falta de tensión en un torneo de esta índole, el mejor de los que se celebran en Europa. El Tenerife dominó en todo: defensa, rebote, tiro de tres, actitud y planteamiento. Se repitieron los peores vicios que se le han visto al equipo en lo que va de temporada, los mismos que han sembrado dudas sobre su verdadero potencial. Mala defensa, problemas en el rebote, falta de tensión y varios jugadores en un evidente bajón de forma y de confianza”.

AS: “El Tenerife vuelve a reventar a Unicaja y se mete en semifinales”

“El Iberostar Tenerife derrotó al Unicaja y se cuela en sus segundas semifinales de la Copa del Rey tras un partido muy completo donde fue superior de principio a fin a un decepcionante cuadro malagueño que pagó por su mala defensa, su endeble rebote y la pobre actuación de pesos pesados como Wiltjer, Waczynski, Shermadini y, sobre todo, Brian Roberts que estuvo fatal. Como sucediera en el Martín Carpena (ganaron los insulares 61-78) Iverson fue la pesadilla malagueña. Los canarios no añoraron a Mc Fadden, dado de baja por su escaso amor por la disciplina. Muy bien Abromaitis, Bassas y Beirán. En Unicaja, solo Milosavljevic y pare usted de contar”.

Marca: “El Iberostar impone su ritmo y echa al Unicaja de la Copa”

“Los tinerfeños tuvieron el partido bajo control en todo momento y remataron en el último cuarto para disfrutar de un final placentero. Este viernes jugarán en busca de una plaza en la final. Sería un paso más en su imparable progresión. El Iberostar cambió su plan y desconcertó a su rival. Hasta ahora, los canarios eran uno de los equipos que más triples lanzaban. Ayer ganaron por dentro. Dominaron el rebote y marcaron siempre el ritmo con San Miguel y Bassas al timón. A cual mejor. El Unicaja, acostumbrado a correr, se quedó pegado a la tela de araña tejida por los de Txus Vidorreta”.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *