Argentina 1978, un mundial en plena crisis política
Secciones

Argentina 1978: el Mundial de Videla

Un contenido de:
Fran Fuentes

Lunes, 11 de junio de 2018. 13:16

Reportar vídeo

El Mundial de 1978 se disputó en Argentina, tal y como se decidió en el congreso de la FIFA celebrado en 1966. El país estaba sumido en una crisis política tras el golpe de estado cívico-militar liderado por el teniente general Jorge Rafael Videla. La victoria de Argentina se vio empañada por el partido que disputó ante Perú, en el que se dieron varias circunstancias.

Los grupos se compusieron de la siguiente forma: en el grupo 1 se enfrentaron Italia, Argentina, Francia y Hungría; en el grupo 2, Polonia, Alemania Federal, Túnez y México; en el grupo 3, Austria, Brasil, España y Suecia; y en el grupo 4, Perú, Holanda, Escocia e Irán.

La segunda fase transcurriría igual que en la edición anterior: los primeros y los segundos formarían dos grupos con sus homólogos, cuyos campeones disputarían la gran final, y los segundos clasificados se jugarían el tercer y cuarto puesto.

En la segunda fase se encuadraron Holanda, Italia, Alemania Federal y Austria en el grupo de los campeones.  En el de los segundos, se encontraron Argentina, Brasil, Polonia y Perú. sufrir un asalto en su propia casa unos meses antes.

Aunque, llevaron un gran combinado, con Wim Suurbier, Arie Haan, Johan Neeskens o Johnny Rep, los neerlandeses irían a la conquista del Mundial sin su estrella, Johan Cruyff, que se negó a ir tras sufrir un asalto en su propia casa pocos meses antes.

No obstante, la mayor polémica del Mundial estuvo en el Argentina-Perú. Durante el Mundial se sucedieron los errores arbitrales a favor de la Albiceleste, pero aquello fue distinto. En la ‘Operación Cóndor’, una intervención de la CIA dedicada a demostrar las ayudas económicas entre las dictaduras de los países de América Latina se demostró que dicho partido estaba comprado. Y, para más inri, el portero de Perú, Ramón Quiroga, era de ascendencia rosarina.

A Argentina le hacía falta meter seis goles para pasar a la final, y en el partido que Argentina se jugaba el todo por el todo… Quiroga recibió seis goles y una cuestionable actuación. 6-0 y líderes de grupo.

La final enfrentaría a los anfitriones con una Holanda entrenada por Ernst Happel. Cerca del descanso se adelantó Argentina con gol de Mario Alberto Kempes. Ya en la segunda parte, a ocho minutos del final, Dirk Nanninga empató y mandó el partido a la prórroga, en la que Kempes primero, y Ricardo Bertoni después, pusieron el 1-3 definitivo. Años después incluso llegó a valorarse el retirar a Argentina el título, poniendo nuevamente en tela de juicio el título conseguido por una selección local.

Campeón: Argentina

Subcampeón: Holanda

Goleador: Mario Alberto Kempes (Argentina, 6 goles)

Curiosidades: en el partido que Francia disputó ante Hungría, el conjunto galo olvidó sus camisetas en el hotel de concentración. Al no haber tiempo para ir a recogerlas, tuvieron que coger unas prestadas, concretamente las del equipo Kimberley del Mar del Plata.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *