Secciones

México 1986: y Maradona bajó de los cielos

Un contenido de:
Fran Fuentes

Lunes, 11 de Junio de 2018. 14:30
maradona_1986.jpg
maradona_1986.jpg

La disputa del Mundial de 1986 estaba prevista en Colombia. Sin embargo, la lucha contra el narcoterrorismo de Pablo Escobar y los distintos cárteles del país hicieron que la FIFA desestimara esa idea. México volvió a ofrecer su acogida por una cuestión de cercanía geográfica, y le fue concedida dados los buenos recuerdos del Mundial del 70.

Esta Copa del Mundo es la que más lirica le envuelve. El relato periodístico en sí mismo. Bíblico incluso. En el imaginario del colectivo está la imagen de Diego Armando Maradona jugando en solitario contra cada una de las selecciones, e imponiéndose a todas ellas.

Dios, hecho hombre, driblando uno a uno a todos sus rivales. El Diego recogiendo la Copa del Mundo, elevándola al cielo, de donde él procede, aupado por unos apóstoles vestidos de albiceleste.

No cabe hablar de otra cosa que no sea el ‘Pelusa’. Podríamos contar que el formato volvió a cambiar, volviendo a disputarse una fase de eliminatorias directas, con una nueva fase de octavos de final, para la que se clasificarían los primeros, los segundos y los cuatro mejores terceros.

Podríamos hablar del buen papel de la Inglaterra de Gary Lineker, que se llevó la Bota de Oro del Mundial, o de la buena generación que reunió Bélgica, pero no tendría sentido.

La mejor actuación individual de la historia de los Mundiales opacó todo, elevó este deporte a la categoría de arte e inspiró a los periodistas los cantares más recordados. El mítico Víctor Hugo Morales, un uruguayo afincado en Argentina que ligó para siempre su voz a los goles del 10.  Quien narrara el doblete Diego Armando ante Inglaterra comentaba años después sus comentarios de aquellas jugadas.

“Yo estaba en una posición privilegiada para ver que fue con la mano, y por una cuestión de ética profesional conté lo que vi. Luego algunos compañeros me dijeron que en la repetición no quedaba claro si la había tocado con la mano o no, y entonces temí haber metido la pata”. En el postpartido Maradona, preguntado por esa jugada concreta, reconoció la infracción con su habitual genialidad: “fue la Mano de Dios”.

“En cuanto Diego cruzó la mitad de la cancha yo supe que iba al gol. Hay una primera imagen que es como el Diego corriendo solo por la orilla del mundo, envuelto en una burbuja muy especial que lo presentaba como si, en una fotografía, vos hicieses un redondel para destacar una figura” contó posteriormente Víctor Hugo Morales sobre, como él mismo bautizó, ‘el Gol de todos los Tiempos’.

En la gran final, Argentina se impuso por 3-2 a Alemania Federal. Aunque el recuerdo sea que Maradona ganó solo aquella Copa del Mundo, Brown y Valdano ponían el 2-0 al descanso; Rummenigge y Völler ponían el empate a 2 cuando solo faltaban 10’ para el final; y justo después Burruchaga metería el gol de la victoria albiceleste.

Campeón: Argentina

Subcampeón: Alemania Federal

Goleador: Gary Lineker (Inglaterra, 6 goles)

Balón de Oro: Diego Armando Maradona

Curiosidades: la victoria de Argentina con Inglaterra tuvo más significado que el futbolístico. El país latino se sentía ultrajado por Gran Bretaña por la Guerra de las Malvinas desde el 1982. Argentina les consideraba una potencia invasora ante lo que, para ellos, era un territorio ocupado. La victoria en el Mundial se tomó como una revancha para los 650 soldados argentinos fallecidos en combate.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *