[Opinión] Eurovisión 2019: comienza el Eurodrama
Secciones

Eurovisión 2019: comienza el Eurodrama

Un contenido de:
Melania Morillo

Domingo, 23 de diciembre de 2018. 20:34

Reportar vídeo

El método de la pre-selección vuelve a ser un problema para Eurovisión 2019

¿Qué es Eurovisión sin Eurodrama? Tan tradicional como los memes en directo durante el Festival es el drama durante el proceso de selección. Y ahora con Operación Triunfo, más aún. Los fans de ambos formatos, a menudos compartidos, se han dividido entre los que piensan que los concursantes tienen que ir si son elegidos y los que claman que no, que debe de ser una decisión propia. Pero, un momento, ¿qué ha ocurrido? Recopilemos.

El reparto de canciones

El Eurodrama comenzó con el reparto de las canciones a los concursantes. En un principio se dijo que habría veinte temas, con uno al menos para cada uno de los dieciséis que forman parte de Operación Triunfo y algún que otro dúo. Se abrió el plazo para recibir las composiciones y artistas del todo el país enviaron su propuesta. Desde Zahara a Lérica, pasando por Cepeda, las canciones se acumularon en los despachos mientras se iba haciendo el filtro. Una vez se cerró, se anunció que las canciones se presentarían a los concursantes que quedaban en la Academia para que grabaran un minuto de la misma.

Cuál fue la sorpresa cuando Noemí comenzó a repartir títulos y Alfonso, África y Dave se quedaron sin ninguna. No solo eso, sino que de las veinte del principio se pasaron a diecisiete. La queja por parte del público no se hizo esperar, pues los fans del programa consideraron que el programa había hecho un desprecio a estos tres cantantes. ¿Por qué no tenían canciones? ¿Por qué había gente con más de una canción? ¿Cómo es que Famous, el gran favorito, no tenía más que una?

Tinet Rubira, máximo responsable de Operación Triunfo intentó apaciguar el descontento, pero su estrategia, más arrogante que otra cosa, provocó el efecto generalizado. No supieron dar un porqué que convenciese a la gente y las excusas tampoco es que fuesen muy creíbles. Los compañeros que ya estaban fuera de la Academia se pronunciaron en apoyo de los tres.

La presentación de la pre-selección

Uno de los momentos más mágicos y polémicos de Operación Triunfo 2017 fue la presentación de las canciones a los finalistas. Alfred y Amaia descubriendo por primera vez Tu canción, emocionados, Ana Guerra y Aitana adaptando Lo malo a sus estilos, Agoney regresando a la Academia para cantar con Miriam…Todo un despliegue que hizo que el público se enamorase de las canciones, las buscara, las promocionara y las votara con conciencia. A esto se le sumaron unos concursantes emocionados con la idea de participar en el concurso.

En Operación Triunfo 2018 la presentación se hizo en un momento apresurado, en el que mucha gente ya no estaba enchufada a su televisor y con la euforia de la final. En redes sociales se sucedieron los comentarios, en su mayoría para nada favorecedores, lo que provocó que en los días sucesivos muchas opiniones ya estuvieran pre-definidas por esos comentarios. Que estén en la web es un método accesible, pero que solo tengan un minuto quita magia del asunto. Pasa con la canción de Marilia, una de las favoritas, que se para justo en el momento en el que rompe.

La pre-selección y la desgana de los concursantes

Mucha gente alega que ellos ya sabían lo que hacían al firmar el contrato. Y es cierto, pero se trata de una cláusula que perjudica más a nuestra representación en Eurovisión que otra cosa. ¿Por qué? Participar en Eurovisión supone un gran esfuerzo, ya que no es solo cantar y ser parte del festival, sino también es promocionarse, estar de gira continua, establecer contactos con decenas de personas…Un proceso largo, de varios meses, que tomando libremente las palabras de Amaia es agotador y repleto de postureo. Si todo este esfuerzo lo tiene que hacer alguien obligado por contrato, ¿no es contraproducente?

Varias de las concursantes se han pronunciado en relación a su negativa para participar en Eurovisión 2019. No es tanto por el concurso en sí sino por su localización, ya que no están de acuerdo en actuar en Tel-Aviv después de toda la problemática con Israel y el Festival. Una objeción moral totalmente respetable, que sin embargo no muchos Eurofans entienden. Esto ha provocado una división de opiniones entre quienes defienden el derecho de estas concursantes a negarse, y los que apostillan que era algo que sabían pre-contrato.

Al margen de este problema, también está el asunto de la desgana instaurada en algunos de ellos. Damion apuntó, durante la clase de Eurovisión que recibieron el día post-final, que quizá se podrían sentir más involucrados en el proceso si ellos mismos hubieran podido tener acceso previo a las canciones para sugerir cambios. El año pasado pasó con Alfred o Ana, que consiguieron hacer suyas las canciones gracias a las modificaciones que hicieron junto con los compositores. Esto más la mala fama y los prejuicios que se tienen del festival a escala social, y que no se ha trabajado mucho en la Academia, provoca una situación que enfrenta una vez más los intereses de Operación Triunfo y las aspiraciones de sus concursantes.

El último factor que alimenta el Eurodrama de este año es la escasa diversidad musical en las canciones de este año. Mientras que el año pasado había baladas, ritmos latinos, power balads, pop y algo de indie, en este casi toda la apuesta es por lo latino o con ritmos realmente similares, con letras que hablan de lo mismo.

Por ahora el proceso está en su fase más primitiva. De las diecisiete aspirantes, solo tres pasarán de la fase demo y se grabarán íntegramente para, posteriormente, elegir a una de ellas.

Con todo esto pasando a la vez, nos queda preguntarnos: ¿a quién veremos en Tel-Aviv?

 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?