Resumen Logroño - Real Betis Femenino | Liga Iberdrola, jornada 12
Secciones

Zancadilla inesperada, inmerecida, y vuelta a la realidad (1-0)

Un contenido de:
Á.B

Miércoles, 05 de diciembre de 2018. 20:30

El Real Betis Féminas cayó derrotado este miércoles frente al Logroño (1-0). Una cita que privó a las de María Pry de obtener su quinto triunfo consecutivo. Las verdiblancas pagaron cara sus dos caras. Entró tarde en el partido y eso lo aprovechó el conjunto local. En la segunda mitad reaccionó y mereció incluso remontar, pero cuando la pelota no quiere entrar...

El frío de Las Gaunas contagió los intentos del conjunto verdiblanco, con rotaciones destacadas, en los primeros compases. La jovencísima Barbra Banda, de 18 años, fue la protagonista principal de esos instantes iniciales. La ariete acechó una y otra vez el marco defendido por Dolan. Bien desde lejos, en jugadas individuales o dejándose caer al costado la futbolista de Zambia fue un auténtico quebradero de cabeza para la zaga bética, impotente ante su enorme zancada y velocidad.

En una de esas estuvo a punto de llegar el primero. Banda llegó hasta línea de fondo y dejó sola tras un pase atrás a Silvia, con un disparo que salió besando el palo.

Esa cercanía al gol avivó los intentos de las chicas de María Pry. En primera instancia, Rosa dejó sola a Priscila con un balón interior pero la enrrachada delantera no logró definir, aunque en posición antirreglamentaria. Más tarde la tuvo Willy desde el punto de penalti, a las manos de Andrea.

El partido se abrió y eso lo aprovechó el Logroño. Un golpe demasiado cruel para los intereses verdiblancos, cuando la primera parte expiraba. Fue la defensa Nágela Oliveira la que desequilibró la balanza, con un gol que imponía una ventaja que a la postre sería definitiva.

Brillo sin premio

No le gustaba a María Pry lo que estaba viendo y revolucionó su equipo. La entrenadora gastó sus cambios de una tacada e introdujo a Irene, Bea Parra y Yiyi. Una jugada que a priori le salió bien. De hecho esa entrada de pólvora generó mucha más presencia en el área rival, además de refrescar las ideas de un equipo que parecía volver a encontrar las ideas.

Tal fue así que el empate llegó a cantarse en incontables ocasiones. La primera la tuvo Priscila, que se marchó de la portera y cuando se disponía a materializar la jugada una central del Logroño noqueó su remate a placer. Una ocasión que más tarde pudo darse por buena. Priscila la tuvo otra vez y en el rechace Bea estrelló su disparo en las manos de una central, aunque la colegiada no decretó pena máxima. Esta sería protagonista más tarde.

El gol parecía cerca de convertirse en realidad. Unos minutos más tarde fue Bea Parra la que rozó hasta en dos ocasiones el gol. Pero cuando este no quiere entrar...

Cuando la cita comenzaba a expirar y con el Betis volcado, llegó la polémica. Priscila cayó en el área rival en lo que parecía ser un claro penalti a favor de las verdiblancas. Ahí murieron los intentos de un equipo que terminó desesperado ante la polémica arbitral y que no pudo seguir abanderando la ilusión de toda una entidad que vibra con la épica campaña femenina. La próxima cita, ante la Real Sociedad en casa.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *