Opinión de Gabriel Galán sobre Quique Setién y Objetivos del Betis
Secciones

Un segundo

Un contenido de:
Gabriel Galán

Lunes, 26 de noviembre de 2018. 16:21
Quique Setién, en el partido entre el Betis y Éibar (Foto: Kiko Hurtado).
Quique Setién, en el partido entre el Betis y Éibar (Foto: Kiko Hurtado).

Un segundo. Vaya por delante decir (vaya con 'y' en este caso, que se leen cosas muy raras por ahí), ante el aluvión de palos por lo que uno escribe en el maremagnum de las redes sociales, que me hace muy feliz ver a mi hijo pequeño celebrar los goles del Betis. La felicidad de un hijo también es la de su padre. Es cierto que celebra también los de otros equipos, pero con los del Betis hasta se le cambia la cara. Y no habla mal de Quique Setién, que ya es un gran paso.

En el fútbol, como en otros aspectos de la vida, si es pública, hay que aceptar las críticas. También el periodista que escribe una cosa y que no gusta a casi nadie. Sin insultos, eso sí. No todo vale. Con educación y sin rencor la vida es más bonita. Hay que aprovecharla al máximo. Y el fútbol es una parte de la vida. Los béticos lo saben muy bien. Mi hijo ya se está dando cuenta.

Aunque quiere ser como Pau López, lo cierto es que muchas veces le digo que mucha culpa del éxito del Betis está en su entrenador. Hay otros en el saco, claro. Setién ha sacado casi oro de Mandi, ha llevado a la élite a jugadores como Junior o Loren y ha alegrado la vida a muchos béticos. Ha apostado de verdad por Francis a pesar de las críticas, ha metido de nuevo al Betis en Europa en una gran sexta posición y su equipo es el cuarto de LaLiga Santander en 2018, con un estilo claro, elogiado en toda España y parte de Europa. Eso también tiene su mérito. Mucho mérito.

No sé si me están saliendo unas palabras demasiado bonitas, las que muchos quieren leer para no enfadarse. Seguimos. Cuando el Betis fichó a Setién algunos amigos de Las Palmas me avisaron de lo que llegaba. En todos los sentidos. Más allá de lo deportivo, que puede salir bien o mal, sobre todo si los jugadores son bueno o malos (y en el Betis son muy buenos), me llamó la atención un mensaje sobre lo que ellos pensaban que había fallado en el vestuario de Las Palmas. Y no era Setién, aunque tenía su parte de culpa. También me decían que si Setién era capaz de hacer jugar bien a los espectaculares futbolistas que había traído Lorenzo Serra Ferrer el futuro del Betis iba a ser muy ilusionante. Y en gran parte se está cumpliendo. Que Setién esté muchos años en el Betis sería una excelente señal. Setién, el entrenador.

No soy nadie para juzgar cuando no conoces a la persona, pero deportivamente el Betis va bien... pero puede ir aún mejor. Desde fuera se ve que puede ser el año gordo, pero gordo de verdad. En el Betis lo saben y ya se lo han hecho saber a Setién. Para suerte de los béticos, el vestuario del Betis es un grupo unido y ahí radica también el éxito, así es más fácil lograr los objetivos. Un entrenador que tiene el mayor reto de su vida en los banquillos y una plantilla de enorme nivel. Falta que escuche más a los que le inyectan veneno deportivo. Al fin y al cabo, el protagonista es el entrenador, no los que están al lado. Y si el Betis hace lo que podría hacer, escucharé muchas veces: "¡Papá, un segundo! Que estoy viendo los goles del Betis".

2 comentarios

  1. José

    ‌venga lla de tanto pelotas,sies tan bueno llévatelo a tu casa,nada más a las de lo qué a hecho,pero de lo qué está destruyendo,o a destruido,R.castro, Barragán SergioLeon Fedal Bolarus j.garcia,Tello inui.fedal, Camarasa, Durmisi,estos que an costado un pastón ahora te los comes, después de despretijarlo,quien te lo compras, además cómo salió del vestuario de las Palmas,salió escopeteao

  2. Antonio Rodríguez Alés

    ‌Toda la razón éste Betis no existiría sin la dirección técnica de Quique Setién.
    Ojalá dure muchos años a pesar de los nostálgicos de don Manué.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *